Skip to main content

Hadrian X, el robot pensado para sustituir a los albañiles, pone 1000 ladrillos a la hora

Hadrian X

18/01/2019 - 16:00

Un nuevo robot hace su presentación, dispuesto a sembrar la inquietud entre los trabajadores de la construcción. Hadrian X es un robot albañil que coloca 1.000 ladrillos a la hora. Y no lo hace en fila, sino sobre plano. Puede construir una casa completa él solo, como puedes ver en el vídeo que hemos preparado.

Un equipo de construcción humano suele tardar entre cuatro o seis semanas en levantar los muros de una casa pequeña. Hadrian X lo hace en dos días.

Este robot albañil es obra de la empresa australiana Fastbrick Robotics. Hace un mes llevó a cabo la prueba definitiva: la construcción de una casa completa. Puedes verlo en este vídeo:

Hadrian X es un robot albañil que se monta sobre un camión. Su estructura es tan grande porque no se limita a poner ladrillos. En su interior hay una impresora 3D industrial que corta los propios ladrillos en función del tamaño requerido en cada obra.

Una cinta transportadora pone adhesivo al ladrillo y lo eleva hasta un largo brazo robótico, que lo coloca milimétricamente en función del plano de la casa que ha sido cargado en memoria.

Tal como se puede ver en el vídeo, el robot es capaz de construir los muros de una casa de 180 metros cuadrados, tres habitaciones y dos baños, en tan solo tres días. Un equipo de albañiles necesitaría varias semanas.

Una vez creada la estructura, los operarios añaden puertas y ventanas. Eso aún no lo puede hacer un robot... por ahora... 

Las mejores apps para alquilar o comprar un piso

La empresa australiana Fastbrick Robotics argumenta que hay una demanda de construcción en el mundo, y con el robot albañil Hadrian X se abaratará el precio de las casas. "Los jóvenes ya no ven la construcción como una carrera atractiva: es un trabajo aburrido, sucio y peligroso", afirma Kiel Chivers, director de asuntos corporativos de la compañía.

En los últimos días estamos viendo un buen puñado de robots que sustituyen trabajos cotidianos, como el de cajero o el de camarero. ¿Qué será lo próximo?