Skip to main content

HMD Global admite que los nombres de los móviles Nokia crean confusión

Nokia 9 Pureview - Parte trasera

17/06/2019 - 11:50

Igual que pasamos mucho tiempo eligiendo nombres para un recién nacido, las compañías también deben tener mucho cuidado con los nombres que les ponen a sus productos. Puede que tengan las mejores especificaciones del mercado pero el peso de un buen nombre puede decantar la balanza a su favor más de lo que pensamos. Precisamente, uno de los responsables de la compañía HMD Global acaba de reconocer que los nombres de los actuales móviles Nokia no les están ayudando

Existe tal cantidad de móviles en el mercado que si no cuentan con un nombre fácil de recordar –así como un diseño llamativo– pueden pasar desapercibidos entre el resto, por eso las marcas prueban con nombres reconocibles y los conservan en los siguientes modelos para que distingamos un nuevo móvil de su predecesor. 

Pero este no es el caso de Nokia, que ha elegido otro mecanismo para bautizar a sus móviles y está causando confusión entre los consumidores. Uno de los responsables de la compañía propietaria de la marca, HMD Global, ha reconocido que este fallo les está perjudicando a la hora de vender nuevos terminales. 

Los mejores móviles de Nokia en cada rango de precio

A diferencia de otras marcas como Samsung, que ponen el nombre del modelo después el de la familia a la que pertenece (Galaxy S o Galaxy M), seguida por el número que identifica cada modelo, Nokia lo hace al revés: primero pone su marca, después el número que identifica el modelo y luego el nombre (como en el caso del Nokia 9 Pureview, por ejemplo). 

De esta manera, los consumidores tienen problemas para diferenciar cuál es el móvil más reciente. El directivo de HMD Global explica que se decidieron en este método pensando que el primer Nokia 3, por ejemplo, desaparecería de las tiendas al salir el siguiente Nokia 3. Pero en la práctica, ambos acaban coincidiendo en las plataformas de venta. 

Los posibles compradores ven varios Nokia 3 con distintos precios y les cuesta distinguir con facilidad cuál es el más moderno o el que ellos están buscando. La compañía admite que este problema de marketing está influyendo de manera negativa en la venta de los productos, pero que ya están estudiando una solución con la que mejorar la nomenclatura que identifica cada uno de sus terminales.

Habrá que esperar para ver cómo bautizan al próximo móvil que lance la compañía y si se inspiran en la metodología de otras marcas como Samsung o Apple, que cuentan en sus catálogos con algunos de los modelos y nombres más reconocibles del mercado de los smartphones, como el iPhone X o el Samsung Galaxy S10