Skip to main content

IBM compra Red Hat, pero ¿cómo va a afectar esto a Linux?

Red Hat Linux

29/10/2018 - 09:13

Hace apenas una horas que ha saltado la noticia: IBM ha comprado Red Hat Enterprise, y eso es una novedad importantísima en el mundo tecnológico, sobre todo en lo relacionado con servicios para empresas, ya sea de servidores, almacenamiento en la nube y más.

Los 34.000 millones de dólares que ha pagado IBM transmiten a las claras una cosa: es una adquisición clave de cara al futuro de la compañía, pero ¿qué va a pasar con los proyectos que Red Hat ya tiene en marcha? Y sobre todo: ¿cómo va a afectar la compra al futuro de Linux?

Red Hat es una importante desarrolladora de software Open Source, con proyectos en varias áreas, además de una de las mayores contribuyentes al kernel de Linux. Que IBM se haya hecho con ella puede hacer cambiar muchas cosas o no cambiar nada.

Red Hat y Linux, una estrecha relación

Lo que aporta Red Hat a Linux queda claro cuando hemos mencionado su contribución al kernel, pero va mucho más allá. Es una de las empresas que apuesta más decididamente por este SO como el principal a la hora de prestar servicios.

Tienen su propia distro para empresas, Red Hat Enterprise Linux, y además prestan apoyo a Fedora, la sexta distribución de Linux más popular entre los usuarios.

La primera de estas dos distros seguramente seguirá existiendo bajo la tutela de IBM, pues es un producto rentable y necesario para seguir operando otros servicios ofrecidos por la compañía. El apoyo al desarrollo de Fedora aún está por ver si sobrevivirá.

Es cuestión de tiempo que sepamos qué va a ocurrir y qué piensa hacer IBM. Digamos que dar marcha atrás a todo lo que ha sido Red Hat hasta ahora no sólo iría contra el espíritu de la empresa, sino que también supondría revertir el sentido hacia el que se mueve el resto de la industria, como por ejemplo Microsoft, que recientemente ha convertido en Open Source miles de sus patentes.

Estos son algunos de los proyectos Open Source más importantes de 2018

Claro está que también puede tratarse de todo lo contrario: que IBM haya comprado Red Hat para apostar de forma mucho más decidida por el código abierto. Es el líder mundial y no tendría demasiado sentido hacer otra cosa.

A falta de comunicación oficial por parte de la empresa, esta última posibilidad es la más factible de todas. Por suerte pase lo que pase la comunidad Linux es lo suficientemente sólida como para cubrir cualquier eventualidad.

Ver ahora: