Skip to main content

En la India hay 550 millones de móviles sin GPS, ¿de qué sirve una aplicación para detectar casos de COVID-19?

India

Depositphotos

30/04/2020 - 10:21

Como bien sabrán nuestros lectores, las aplicaciones para ayudar en la prevención del coronavirus se están desarrollando en un gran número de países. El principal objetivo que tienen es avisar a los ciudadanos si han estado expuestos al virus y para eso se están tomando distintas vías, aunque a veces las barreras son complicadas de superar.

Hace unos días informamos de que Noruega ha lanzado una aplicación que combina Bluetooth y GPS. Mientras, en España se trabaja en una aplicación que funcione vía Bluetooth y localice a las personas con las que se ha estado cerca por si alguna desarrolla en el futuro esta enfermedad.

Sin embargo, hay países donde rastrear a los ciudadanos es muy complicado, como puede ser la India. Hay una población enorme y la mayoría de los teléfonos son modelos muy sencillos que carecen de Bluetooth y únicamente sirven para hacer llamadas y comunicarse por SMS.

De momento, desde las administraciones del país se ha lanzado la aplicación denominada Aarogya Setu, que se basa en la tecnología Bluetooth para rastrear a los usuarios. Tal como informan en Fossbytes, ya ha sido descargada por 75 millones de usuarios.

¿Pero qué ocurre con los más de 550 millones de usuarios que carecen de esa tecnología o GPS? Estos se comunican mediante 2G y carecen de datos en el teléfono. Además, una gran parte de los móviles no permiten la instalación de aplicaciones. 

Para estos usuarios se está intentando desarrollar una aplicación que haga un seguimiento por ubicación a través de las redes 2G y 3G, pero las limitaciones son importantes y más que evidentes. La primera y más importante es la falta de precisión que supone a nivel de localización. Se puede detectar una zona donde esté el usuario, pero de una manera muy general y sin conocer a distancias cortas ni saber con quién se ha interactuado.

A pesar de la falta de confianza existente en que se cree una aplicación fiable, desde el Gobierno de la India se afirma que es posible crear una herramienta de rastreo similar y que pronto habrá más noticias.

En caso de lograrse, sería un hito que daría mucho que pensar, pero también serviría para que otros países tomasen ejemplo a la hora de valorar sus propias aplicaciones. La brecha tecnológica se puede ver en muchos aspectos, y a veces es muy complicada de salvar.