Skip to main content

Ingenieros del MIT crean una inteligencia artificial que diseña sus propios robots

RoboGrammer

MIT

06/12/2020 - 07:45

Ingenieros del MIT han sido capaces de diseñar una inteligencia artificial que puede crear distintos robots con varias formas según las circunstancias, aunque siempre con ayuda humana.

Como si fuera fruto de una película de ciencia ficción, un equipo del MIT ha sido capaz de diseñar un algoritmo de inteligencia artificial que puede crear sus propios cuerpos robóticos.

A este algoritmo le han llamado RoboGrammer, y según informa ExtremeTech, aún no puede fabricar nada por sí solo, y necesita de interacción humana. Este algoritmo construido por el MIT es capaz de diseñar el cuerpo ideal para un conjunto dado de condiciones, así que sería una herramienta bastante valiosa para los especialistas en robótica que requieran de ciertas ideas.

Para demostrar su descubrimiento, los científicos del MIT probaron a RoboGrammer en un entorno virtual donde sus creaciones tenían que ir atravesando distintos terrenos como pisos resbaladizos o escaleras. La inteligencia artificial pudo construir en la mayoría de las ocasiones robots sin sentido a partir de las partes virtuales que se le dio.

Pero con ciertas pistas humanas, el algoritmo pudo optimizar su cuerpo para las distintas tareas en cuestión. Por ejemplo, el algoritmo fue capaz de construir un cuerpo parecido a un lagarto cuando se encontraba para superar un terreno suave, pero después transformó dicho cuerpo en algo más rígido cuando tuvo que cruzar distintos agujeros en el suelo. 

Curiosamente, para una superficie helada fue capaz de diseñar un cuerpo parecido a una morsa que era capaz de caminar con dos brazos y luego deslizarse.

Eso sí, el líder del proyecto y científico informático del MIT, Allan Zhao, ha señalado que “es posible que esta inteligencia artificial no pueda diseñar todas las tuercas y tornillos de un robot completo, pero puede dar a los ingenieros humanos pistas sobre cómo abordar un determinado proyecto de robótica”.

Y además