Skip to main content

Intel y DarwinAI se alían para que la Inteligencia Artificial sea más sencilla de entender para los humanos

Inteligencia artificial

24/03/2020 - 21:19

Ironías de la tecnología, el desarrollo de la inteligencia artificial está obligando a los humanos a cambiar nuestra forma de pensar. Al menos en lo que se refiere al desarrollo de software. Como reconoce la propia Intel, "la IA es una caja negra que piensa por su cuenta, y por tanto no sabemos cómo actuar sobre ella". Por eso Intel y DarwinAI se han aliado para desarrollar tecnologías como la Síntesis Generativa, que simplifican el desarrollo de software de inteligencia artificial, lo hacen más eficaz y menos costoso en recursos y, lo más importante: es más fácil de entender para los humanos.

Una aplicación tradicional es solo una lista de órdenes escritas por un programador. Le dices al programa exactamente lo que tiene que hacer, y si algo falla es fácil de corregir porque puedes seguir el flujo del código y encontrar el bug. Pero una IA piensa por su cuenta. ¿Cómo entrenas a una IA o cómo descubres por qué está fallando, si no sabes los procesos que ha seguido?

Para eso sirve la Síntesis Generativa. Algo así como usar Inteligencia Artificial para simplificar y mejorar la Inteligencia Artificial. Parece ciencia-ficción (lo era hasta hace poco), pero ya es una ciencia. Vamos a tratar de explicarlo.

Intel pone un ejemplo: un cliente acudió a DarwinAI porque tenía un problema con su IA. Su coche autónomo giraba a la izquierda cuando el cielo tenía un color específico cercano al morado. Como la IA piensa por su cuenta, no sabían cómo había llegado a la conclusión de que debía girar cuando el cielo tiene un determinado color, y por tanto no podían corregir el bug.

DarwinAI utilizó la Síntesis Generativa para simplificar y racionalizar su modelo de inteligencia artificial, y así descubrieron que el error provenía de que, en ciertas situaciones de entrenamiento en Utah en las que el coche giraba a la izquierda, el cielo estaba morado. La IA había asociado, por su cuenta, el color del cielo con el giro a la izquierda, y pensaba que eso era lo correcto.

La Síntesis Generativa utiliza redes neuronales (un tipo de IA que funciona de forma similar al cerebro humano, dividiendo los problemas en tareas pequeñas) para simplificar las estructuras de una IA y así hacerla entendible para los humanos. IA mejorando y simplificando la IA, como decíamos al principio.

Otra de las ventajas de la Síntesis Generativa es que consigue que la inteligencia artificial consuma menos recursos. Por eso Intel y DarwinAI están trabajando juntos para acelerar los procesos de Inteligencia Artificial sobre el hardware de Intel. Con ayuda de esta tecnología y de las optimizaciones Tensor Flow de Intel se mejora el rendimiento entre 9,6 y 16,3 veces más rápido en software de reconocimiento de imágenes.

Esto será especialmente beneficioso en aplicaciones de Edge Computing, en donde un porcentaje de los datos se procesan de forma local, en lugar de en la nube.