Skip to main content

La inteligencia de bajo nivel llega a los robots: un chip para que tengan imaginación

Realtime Robotics

24/06/2019 - 18:46

Ingenieros han logrado dar con la clave para que los robots sean más inteligentes, al menos con una pequeña porción de imaginación para que puedan calcular mejor sus movimientos.

En un entorno donde los seres humanos y los robots viven casi juntos realizando algún tipo de trabajo como puede ser en una cadena de montaje, tanto las máquinas como los trabajadores no pueden estar trabajando muy cerca unos de otros para evitar accidentes.

Los avances en inteligencia artificial están haciendo que cada vez se difumine más esa barrera que existe entre los trabajadores y los robots para que puedan trabajar en mejor armonía, colaborando unos con otros y haciendo que la tasa de accidentes sea prácticamente inexistente.

Realtime Robotics

Ahora un nuevo procesador fabricado por Realtime Robotics permite que los robots puedan planear rápidamente sus próximos movimientos para mantener así a los humanos totalmente seguros. Esta Startup, ubicada en Boston, parece que ha dado con la tecla de algo que ya estaban buscando otras tantas compañías de ingeniería desde hace tiempo. Desde Realtime Robotics están tratando de darle a los robots el tipo de inteligencia de bajo nivel necesaria para moverse en un entorno de trabajo junto a humanos.

Gracias a este chip, al conectarse a los sensores 3D de los robots, permite a las máquinas considerar distintos efectos diferentes en todo su rango de movimientos, imaginando previamente el resultado antes de elegir la acción que mejor se adapte a la tarea en cuestión.

De esta manera, con este procesador en un brazo robot en una cadena de montaje, el brazo antes de moverse hacia el lado derecho para dejar una pieza, podrá optar por frenarse o bien realizar un movimiento distinto si los sensores localizan la presencia de un ser humano en mitad del camino.

Esta inteligencia artificial te dice cómo es tu cara escuchando solo tu voz

El chip es capaz de sobrecargar los cálculos matemáticos con un algoritmo de planificación de movimiento desarrollado por Konidaris y otros investigadores mientras estaba en la Universidad de Duke en Estados Unidos. Al ir ejecutando los cálculos en paralelo, el procesador puede realizar los movimientos más de 10.000 veces más rápido que un chip de un ordenador normal.

Este avance no ha pasado desapercibido para multitud de fabricantes de brazo robóticos, que ya está utilizando la tecnología de Realtime Robotics.