Skip to main content

El lado oscuro de las cámaras para mascotas: un negocio al alza que viola nuestra privacidad

Cámara de vigilancia Yi

YI Technology

03/11/2021 - 12:48

Pese a que a todos nos guste saber cómo está nuestro gato cuando salimos a la oficina cada mañana, las cámara de vigilancia para mascotas pueden tener un lado oscuro muy peligroso para todos.

Hubo una época que la vida secreta de nuestras mascotas y juguetes podían protagonizar incluso películas, ya que todos nos preguntábamos qué hacían mientras nosotros no estábamos en casa y no había forma de saberlo.

Ahora la magia ha desaparecido y la culpa de ello son las cámaras de vigilancia que tan de moda se han puesto para controlar y supervisar a nuestras mascotas, debido a que a muchos sufrimos cuando están mucho tiempo solas.

Y es verdad que son muy útiles, algunas pueden hasta hacer de altavoz para que podamos hablar con ellas, y nosotros nos quedamos más tranquilos en el trabajo sabiendo que están sanas y salvas en en casa.

VIDEO

[CH] Puerta inteligente para mascotas

El negocio de los accesorios para mascotas está en auge y se prevé que alcance los 46.000 millones de dólares en 2026, principalmente gracias a las cámaras de vigilancia.

La cuestión es, ¿estamos seguros con unas cámaras de vigilancia de este tipo en nuestra propia casa? Estos aparatos pueden grabar video en alta definición al igual que capturan sin problema el audio. Y claro, tener algo así en el hogar puede ser muy peligroso en las manos equivocadas.

Huawei Smart Camera Pro, una cámara de vigilancia con certificación de seguridad y HarmonyOS

Huawei

Varios expertos han advertido que los usuarios de este tipo de cámaras deben poner claves fuertes de seguridad por muchos motivos, pero principalmente por los piratas, quienes pueden acceder a los dispositivos que tengan contraseñas débiles. Si lo consiguen estaríamos totalmente expuestos.

También hablan de las parejas tóxicas o los abusadores, ya que estos aparatos inofensivos pueden ser un método de control aterrador para este tipo de personas que ejercen poder y control sobre la otra persona. Así que si estáis en una situación así es mejor no instalar nunca este tipo de cámaras.

También está el punto de que las propias compañías desarrolladoras pueden acceder a las grabaciones de estas cámaras y vender los datos a empresas recolectoras de información, ya que estas cámaras dan muchísima información sobre nosotros, nuestros hábitos y nuestros gustos.

Por todo esto, los expertos en seguridad nos piden que no las instalemos, por mucho que nos atraiga la idea de ver a nuestro gato jugar con nuestro perro en el sofá de la casa mientras nosotros no estamos. Y aquí os dejamos unos consejos muy útiles para cuidarlos.

Y además