Skip to main content

Linux llega a los Mac con procesador Apple M1

Linux en Mac

20/01/2021 - 22:52

Primero fue Windows 10, y ahora Linux: los ordenadores Mac con el nuevo procesador Apple M1 ya tienen otro sistema operativo.

Apple quiere revolucionar la informática con su nuevo procesador Apple M1 con arquitectura ARM, que básicamente trae el hardware de los móviles a los ordenadores.

Una nueva arquitectura siempre tiene que superar un muro: el de la compatibilidad. El software existente para PC no funciona con arquitectura ARM, así que hay que convertirlo, emularlo, o virtualizarlo. El trabajo es duro y puede durar años, pero algunos desarrolladores se están dando prisa: después de que un desarrollador consiguiese ejecutar Windows 10 en un Macbook Air con Apple M1, ahora han conseguido adaptar Linux a esta nueva arquitectura.

Curiosamente, era algo que pidió el mismísimo creador de Linux, Linus Torvalds, hace unas semanas, y parece que le han tomado la palabra.

Una compañía llamada Corellium ya ha porteado Linux a la arquitectura del Apple M1, con un nombre bastante peculiar, al menos para los hispanos: Linux Macho.

Por lo que parece se trata de Linux puro basado en comandos, sin interfaz (al menos de momento), y aún se encuentra en fase beta. Puedes descargarlo desde este enlace de Twitter, a falta de que salga el instalador automático, que estará disponible en breve.

Nada más sabemos de este Linux Macho, pero sin duda es una buena noticia para los desarrolladores de Mac, porque con una versión de Linux nativa corriendo en un Mac Mini o Macbook Air con Apple M1, van a poder convertir sus aplicaciones más fácilmente.

Los nuevos Mac con arquitectura M1 ya llevan unas semanas en manos de los usuarios, y como es lógico han surgido los típicos problemas de compatibilidad con algunas aplicaciones comerciales. Apple espera resolverlos poco a poco.

Si quieres saber si las apps que usas son compatibles con la arquitectura ARM de Apple, puedes mirarlo en esta página web que recopila y actualiza todos estos datos.

Esta nueva estrategia de Apple ha supuesto un duro golpe para Intel, que aún sigue atascada en la litografía de los 10 nanómetros. Por eso se rumorea que para seguir compitiendo, va a contratar a TSMC para que fabrique sus procesadores de 3 y 5 nm.