Skip to main content

Los logos autentificados llegan a Gmail para que sepas si el correo de una marca o empresa es auténtico

Logos

12/07/2021 - 22:10

Google quiere combatir el phishing a través del correo electrónico, con una nueva tecnología llamada BIMI.

La autentificación es una forma eficaz de saber si estamos tratando con contenido original, o alguien nos quiere engañar.

Hoy en día todas las webs tienen un candando a la izquierda de su nombre en el navegador, y si tocas en él puedes ver el certificado que acredita quién está detrás de ella.

Si usas Twitter habrás visto que las marcas o los personajes famosos tienen una marca azul en su nombre, certificando que es la persona real, y no alguien que se hace pasar por él. Eso es porque Twitter ha contactado por teléfono o videollamada con esa persona, y ha comprobado que es quien dice ser.

Google anunció el pasado julio que iba a comenzar a certificar los logos de las principales compañías, para que los usuarios sepan que los correos que reciben son legales, y no un intento de phishing.

Ahora anuncia que ya tiene listo el sistema, y que comenzará a implantarlo en los próximos días.

Para ello va a utilizar una nueva tecnología de certificación llamada BIMI (Indicadores de Marca para la Identificación de Mensajes).

BIMI utiliza un sistema seguro de validación de firmas a través de DMARC, que permite a las marcas y empresas demostrar que son ellas.

Google recibirá unas llaves para certificar esa identificación, y enviará de vuelta a las empresas unos logos validados por Google vía los Certificados de Marca Verificados (VMC).

A partir de ese momento los logos de dichas marcas que se ven en los emails, mostrarán una animación especial al tocar en ellos, así como información de certificación.

De esta forma el usuario sabrá rápidamente si se trata de la empresa original, o de alguien que está tratando de suplantarla.

Esta nueva función comenzará a aparecer en los emails "en las próximas semanas", según la nota de prensa de Google.

Parece una forma eficaz de luchar contra el phishing y otros tipos de estafas a través de email, que tanto daño han hecho en las últimas décadas.