Skip to main content

Lovot, el robot japonés con la inteligencia artificial de un hámster

23/12/2018 - 10:05

Existen robots que intentan parecerse y comportarse como los humanos, pero Lovot no se parece a ningún otro robot que hayas visto. En cierto modo, es como una nueva especie animal. Un robot con la inteligencia artificial equivalente a la de un hámster. Dotado de varias CPUs, chips de IA y más de 50 sensores diferentes, Lovot interpreta las reacciones y el estado de ánimo de las personas, y actúa en consecuencia. Love + Robot, Lovot, un robot creado para ser amado. Puedes ver cómo funciona en el vídeo de apertura de la noticia.

¿Qué hace diferente a Lovot de otros robots adorables que se han multiplicado desde los tiempos de R2-D2? Para empezar, su diseño. Es una mezcla de pingüino y alienígena de serie de anime, con los gestos y movimientos adorables como solo los japoneses saben dotar a sus personajes de fantasía.

Lovot está diseñado para ser querido. Los motores y el ordenador que hay en su interior emiten calor, que se distribuye por toda su piel, por eso está caliente cuando lo coges, como un ser vivo. Los ojos muestran gestos naturales y siguen tu mirada, y tu posición. Sus 50 sensores distribuidos por todo el cuerpo detectan cuando lo acaricias, cuando lo coges en brazos... o cuando lo tratas mal. Si lo haces, cuando te vea huirá de tí. Lovot es un robot que te pide que lo abraces, agitando sus bracitos arriba y abajo como hacen los bebés.

Guía de regalos y consejos de compra para estas Navidades 2018

Lovot es, también, un robot autónomo. Posee una cámara de profundidad para detectar distancias, y una cámara de 360 grados para examinar su entorno. Con una cámara de calor distingue a los seres vivos de los objetos, y con un micrófono posicional sabe de dónde vienen los sonidos, para girar la cabeza o acudir a una llamada.

Ninguna de las acciones de Lovot está programada. Con los sensores recopila datos, y actúa en consecuencia. Es capaz de reconocer a más de 1000 personas diferentes, y distinguir a 100 de ellas al mismo tiempo. Puede sentir cariño, respeto, miedo o amor por cada una de ellas, y lo expresa con gestos, miradas y movimientos.

Lovot no tiene cámara que hace fotos, ni habla, ni te dice el tiempo que hará mañana. Eso sí, emite sonidos y ruidos, como cualquier mascota. El objetivo de sus creadores, Groove X, es que los humanos tengan un nivel de empatía con él similar al que tienen con su perro o su gato.

Estos son los robots más populares de Amazon

Eso sí, como habrás adivinado, toda esta tecnología tan punta y tan kawaii, tiene un precio. Lovot se pone a la venta estas Navidades en Japón, al precio de unos 3.000 euros. Y además hay que pagar una cuota mensual de 80 euros al mes, porque su inteligencia artificial evoluciona y mejora constantemente.

Tags:

#ciencia, #sync