Skip to main content

Los nuevos Mac de Apple con procesadores ARM no serán compatibles con Windows 10

ejecutar windows en mac

25/06/2020 - 09:55

Windows 10 no se podrá instalar en los próximos MacBooks y Macs como consecuencia de los nuevos procesadores de Apple basados en la arquitectura ARM, un problema cuya solución depende de Microsoft.

Los nuevos procesadores Apple Silicon que se incluirán en los futuros MacBooks y Macs implican una serie de cambios para bien y para no tan bien que influirá en los usuarios como es el caso de que ya no cuentan con soporte para utilizar Windows a través de Boot Camp

Los rumores ya lo avisaban, Apple dejará de utilizar procesadores Intel en sus futuros MacBooks y Macs en favor de su propio procesador, al cual se le ha bautizado como Apple Silicon. Estará basado en la arquitectura ARM, lo cual implica una serie de cambios. 

Los equipos que cuenten con el procesador Apple Silicon serán capaces de correr aplicaciones de iPhone y iPad de forma nativa, pero no serán compatibles con Windows, algo que Apple no explicó en su evento WWDC y que se ha sabido tres días después. 

Actualmente es posible instalar el sistema operativo de Windows 10 en un ordenador Mac a través de Boot Camp, solución desarrollada por la propia Apple. No obstante, esta posibilidad tiene los días contados, a menos que Microsoft se ponga de acuerdo con Apple y despliegue una versión Windows ARM para los usuarios como sustituta de la actual Windows x86. 

Tal y como ha explicado Microsoft a The Verge, ahora sólo está disponible la versión Windows ARM para los fabricantes de ordenadores que la instalan de manera predeterminada a la hora de venderlos, pero no está disponible para que los propios usuarios la instalen.

Este cambio tardará en llegar, pues Microsoft ha dicho que "no hay nada más que compartir" cuando se le ha preguntado por ello. Tampoco Apple ha indicado nada al respecto, simplemente ha dicho que están trabajando con Microsoft para desarrollar una versión de Office para los nuevos Mac.

Esta incompatibilidad con ARM se extiende a otras empresas como VMWare o Parallels cuyos programas no tendrán soporte para el software de traducción Rosetta 2, es decir, que tendrán que ser reconstruidas de nueva para entenderse con los Mac con procesadores basados en ARM.