Skip to main content

Los MacBook Pro con M1 Max triplican el rendimiento en GPU frente al M1, ¿son los primeros Mac para gamers?

Imagen promocional del procesador

21/10/2021 - 09:08

Tras su presentación en sociedad, los nuevos chips de Apple han empezado a llegar a los bancos de pruebas y los resultados que están dando son tan positivos que el mundo ARM cada vez parece más real incluso para entornos gaming.

El evento de Apple donde nos presentaron sus nuevos portátiles para lo que queda de año y todo 2022 nos dejaron con un protagonista claro: el M1 Max.

Y es que lo que más interés suscitó durante la presentación fue, sin duda, el chip que tenían entre manos el equipo de desarrollo de Apple, quienes tenían el listón muy alto tras el lanzamiento el pasado año del M1.

Estos procesadores de arquitectura ARM son el futuro de la informática, pero lo que no sabíamos es que también son el presente. Y si el M1 de 2020 nos dejó con la boca abierta, este nuevo M1 Max es para quitarse el sombrero.

Imagen del benchmark
GeekBench

La CPU más potente de Apple pasó ayer por Geekbench en unas pruebas de potencia sintética de la CPU y demostró estar a la altura de alguno de los mejores chips x86 del momento. Y ahora le ha tocado el turno a la GPU del SoC de Apple, volviendo a asombrar.

Según la puntuación del M1 Max en términos de GPU, el chip obtuvo una puntuación de 68.870, lo que significa un rendimiento tres veces superior al actual M1 de los MacBook Pro de 2020 (su puntuación fue de 20.581 puntos en el mismo benchmark).

La pena es que en la prueba no se especifica si estamos ante el M1 Max de 24 o 32 núcleos gráficos, ya que nos permitiría hacernos a la idea de si habría un chip aun más potente o si estamos ante el topo gráfico del procesador de Apple.

Procesadores Apple M1

Aun con todo, la potencia de este M1 Max es de 10,4 Teraflops, lo que significa que es más potente que la nueva PlayStation 5 (que libera una potencia de 10,28 Teraflops).

Si todos estos números se confirman, podríamos estar hablando del primer MacBook Pro pensado para gaming, lo que sería toda una revolución si no fuera porque el sistema operativo MacOS es realmente hostil para todo el entorno gamer, teniendo muy pocos juegos compatibles.

Y además