Skip to main content

Maps no te guiará a tu destino si no compartes tus datos con Google, otro caso de 'si es gratis, el producto eres tú'

Pestaña Explorar de Google Maps

25/08/2021 - 10:41

Google cambia los términos de uso de Maps y a partir de ahora habrá que compartir datos con la aplicación.

En el ámbito tecnológico es más que conocido el dicho de que cuando algo es gratis es porque el producto eres tú, al menos si no estamos hablando de software libre. En esta situación, Google es una de las empresas clave al ofrecer la mayor parte de sus herramientas de forma gratuita, o al menos a cambio de información sobre ti.

En este ámbito se van a vivir cambios con una de las aplicaciones más utilizadas, Google Maps. Según informan en 9to5Google, los usuarios van a empezar a recibir mensajes de la compañía al abrir la herramienta. En estos avisos se les piden más "datos de navegación". Al menos a las personas que los tengan bloqueados.

Al hablar de datos de navegación se refieren a la ubicación que se toma por el GPS, modo en que se viaja, barómetro y otros datos del dispositivo. Todo esto con el fin de sumarlo a sus valoraciones a la hora de mejorar la aplicación y ofrecer información en tiempo real a los usuarios.

El problema es que esta aceptación de los términos no será una opción si se quiere utilizar la aplicación, para solicitar rutas y ser guiados se tendrá que compartir la información del dispositivo o dejará de funcionar.

Al negarse a ceder los datos se bloquea la navegación paso a paso en vivo y la guía con voz que va informando sobre la dirección a tomar. En caso de ser aceptados los cambios, la aplicación seguirá funcionando como hasta ahora, no se ha implementado ninguna novedad recientemente.

Se debe aclarar que este cambio afecta a la totalidad de los usuarios, independientemente del territorio donde se use o de si se hace en un móvil con Android o iOS. Por eso, en caso de que te aparezca el mensaje, está en tu mano aceptar el cambio, aunque si te niegas el precio será dejar de utilizar la app.