Skip to main content

Este es el método más rápido para que borren tus vídeos o fotos sensibles publicadas online sin tu consentimiento

Seguridad ordenador

Getty

05/08/2021 - 15:12 | Actualizado 05/08/2021 - 17:27

Las fotos y vídeos que estén publicadas en Internet sin tu consentimiento suponen un delito, para conseguir que desparezcan hay que acudir a la Agencia Española de Protección de Datos y seguir los siguientes pasos.

Existen situaciones complicadas en las que hay que tomar medidas drásticas. El ejemplo más claro de una situación de este estilo es cuando en internet se hayan publicado fotografías o vídeos personales sin que se haya dado algún tipo de consentimiento.

Para conseguir que estos contenidos se eliminen de internet lo que hay que hacer es acudir a la Agencia Española de Protección de Datos. Este organismo público fue creado ex profeso para velar por el cumplimento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal en España.

Este es el método más rápido para que borren tus vídeos o fotos sensibles publicadas online sin tu consentimiento

AEPD

Todo esto quiere decir que es el lugar adecuado al acudir si tenemos conocimiento de la publicación de fotografías, vídeos o audios con contenido sexual o violento en Internet sin que las personas afectadas hayan dado su consentimiento.

Eso sí, para solicitar la ayuda de este organismo se necesita ser ciudadano español o encontrarse en España, tanto como residente o de visita. En el caso de no cumplirse ninguna de estas casuísticas, no será posible que a Agencia Española de Protección de Datos actúe.

A la hora de iniciar los trámites los pasos a seguir son sencillos. Lo primero que hay que hacer es visitar la página web de la AEPD. En el caso de ser menor de edad, hay un apartado especifico para contactar de manera directa.

Habiendo identificado la situación personal en la que nos encontremos, lo que hay que hacer es acceder al “Canal prioritario”. En este apartado de la web se explica los pasos a seguir y toda la documentación que hay que aportar.

La solicitud se puede hacer vía electrónica o en soporte de papel, para lo primero es necesario tener Cl@vePIN o Cl@ve Permanente. En ambos casos lo que se pide es lo siguiente:

  • Descripción detallada de la circunstancia en la que se ha producido la difusión no consentida de las imágenes. Se ha de indicar si la persona afectada es víctima de violencia de género, abuso o agresión sexual o acoso y si pertenece a algún colectivo considerado vulnerable (menores de edad, personas con discapacidad o enfermedad grave o en riesgo de exclusión).
  • Enlaces de las publicaciones, pueden ser tanto las direcciones web de acceso como el perfil de la red social en la que se están difundiendo los contenidos.
  • Información acerca de si se ha formalizado alguna denuncia a través de la policía. Si se ha denunciado, hay que detallar las instancias administrativas o judiciales concretas y la referencia de los procedimientos que se estén tramitando.
  • Información acerca de si se han tomado medidas para limitar la difusión de los datos personales: solicitudes a las redes sociales o servicios en los que se están difundiendo los contenidos y donde se pide que sean eliminados.
  • Documentación que tenga relevancia dentro de la situación: capturas de pantalla en las que se muestre las redes sociales en las que se hayan difundido las publicaciones o cualquier elemento que tenga importancia.

Tras cumplimentar la solicitud con la información necesaria empezará un proceso administrativo con el cual se solicitará la eliminación de las imágenes, vídeos o audios con contenidos sexuales o violentos publicados sin consentimiento.

Lo cierto es que, por desgracia, nadie está libre de poder sufrir una situación de este estilo. De hecho, Paula Gonu, influencer en Instagram y creadora de contenido en YouTube, pidió ayuda en Twitter debido a que alguien estaba intentando extorsionarla para que pague 1.600 euros.

La persona, en principio, habría solicitado esta cantidad con tal de no publicar imágenes o vídeos privados en redes sociales. Aparte de la gravedad de esta situación, esta persona habría accedido al teléfono de Paula Gonu de manera ilícita y habría substraído estos contenidos.

En estos casos nunca hay que ceder y la mejor manera de actuar es llevar todo esto a profesionales como los de la Agencia Española de Protección de Datos. Nadie tiene derecho a compartir contenidos privados sin consentimiento y hacerlo se considera delito con penas de cárcel.

Canal Prioritario Agencia Española de Protección de Datos: enlace.

Preguntas más frecuentes de la AEPD: enlace.