Skip to main content

Microsoft cierra su tienda de ebooks y borrará todos los libros vendidos

Libro electrónico, ebook, Kindle

02/07/2019 - 09:30

En el continuo debate sobre qué es mejor, si comprar libros en ebook o formato físico, siempre se alegan muchos argumentos respecto a la comodidad, el ahorro de espacio, el romanticismo… e ignoran otros motivos para decantarse por el formato físico que, sin embargo, pueden ser más decisivos. Como la situación en la que se encuentran los lectores que compraron sus ebooks a través de la tienda de Microsoft.

Por resumirlo al máximo: si compraste un libro electrónico en la tienda de Microsoft, este desaparecerá. Tal y como se anunció hace meses, la tienda dejó de funcionar por diversos motivos. Nunca encontró un espacio entre otros gigantes y las librerías online de toda la vida, el formato era incómodo, el DRM, la falta de dispositivos propios (como puede ser el Kindle)... Son muchas las causas que empujaban a la tienda al fracaso, pero pocos esperaban que se llevase consigo todos los libros vendidos.

El motivo por el que se borrará todo el material es que los servidores que se encargan de gestionar el DRM van a cerrar, así que los libros dejarán de estar controlados y ser accesibles, de existir.

¿Conoces el último Kindle con luz frontal integrada? Solo por 89,99€

No eran compras, más bien alquileres

Con esta circunstancia se demuestra uno de los mayores temores que tienen quienes invierten en material de ocio que carece de su propio formato físico, la falsa pertenencia del objeto comprado

Un libro no es solamente un texto que leemos y olvidamos, también puede ser -en formato físico o digital- un espacio de diálogo en el que se hacen anotaciones, subrayados y al que se vuelve como objeto de consulta o mera relectura. Sin embargo, no se perderán solamente las compras realizadas, también se borrarán todas las actividades que se hicieron con esos libros hasta no quedar rastro de cualquier interacción que se hiciese con él además de leerlo.

La moraleja de todo esto es que esos libros no se compraron, se alquiló su uso mientras funcionó la tienda online

Reembolso a los clientes

Por otro lado, Microsoft no dejará del todo huérfanos a los lectores y les reembolsará el dinero de sus ebooks en las tarjetas de créditos que utilizaron al hacer las compras. De este modo muchos verán compensada la situación.

Recuperan 450.000 canciones perdidas de MySpace y las suben gratis a Internet Archive

A los que ya no dispongan de esas tarjetas de crédito, se les entregará un vale de compra en la tienda de Microsoft por el valor de los libros.

Sin embargo, existen otros factores que no podrán ser pagados, como el valor emocional de los libros, el disponer de lecturas que ya no se encuentran a la venta (como los de editoriales desaparecidas) y demás circunstancias que unen emocionalmente a las personas con los objetos, sean estos físicos o digitales.