Logo Computerhoy.com

Microsoft detiene por completo la distribución de Windows 11 22H2 en los PC gaming, por los problemas de rendimiento

Gaming
Microsoft detiene por completo la distribución de Windows 11 22H2 por los problemas de rendimiento

Han pasado casi dos meses desde el lanzamiento de Windows 11 22 H2, y Microsoft ha sido incapaz de arreglar los problemas de rendimiento en los juegos. Así que no la ofrecerá en ciertos PCs que aún no la tienen.

Microsoft confirma que detiene la distribución de Windows 11 22H2 en los PCs con una tarjeta gráfica gaming, hasta que resuelva los problemas de rendimiento.

La compañía de Satya Nadella lanzó Windows 11 para desprenderse de la mala fama que llegó a acumular Windows 10, pero parece que Windows 11 va por el mismo camino. Las cifras lo dicen todo: solo 1 de cada 6 PCs tienen Windows 11, pese a ser una actualización gratuita. Y esto que ya viene instalado de fábrica en los Surface Laptop 5 y similares.

Desde su lanzamiento hace un año, ha sido perseguido por los problemas de rendimiento. Primero con las CPUs Ryzen de AMD, luego con las de Intel, los SSD NVMe, y ahora con las tarjetas gráficas NVIDIA.

La gran actualización bianual Windows 11 22H2 se lanzó el 20 de septiembre, y desde el principio los usuarios con tarjetas gráficas de NVIDIA, que están en la mayoría de los PCs, notaron un bajón en el rendimiento gráfico, y constante "stuttering".

NVIDIA lo arregló parcialmente con unos nuevos controladores, pero esos problemas no han dejado de existir.

Windows 11 22H2 y sus problemas de rendimiento

La frustación  de Microsoft debe ser grande, hasta el punto de que hace unos días mostró cómo desactivar dos capas de seguridad, para aumentar el rendimiento un 10%.

Dábamos por hecho que las numerosas capas de seguridad añadidas a Windows 11, incluyendo la obligación del chip TPM 2.0, eran una de las causas del menor rendimiento. Pero parece que hay más.

La propia Microsoft reconoce en su blog que "algunos juegos y aplicaciones pueden experimentar un rendimiento inferior al esperado o tartamudeo en Windows 11 22H2. Los juegos y aplicaciones afectados están activando inadvertidamente funciones de depuración del rendimiento de la GPU que no están destinadas a ser utilizadas por los consumidores".

Por tanto, el problema de rendimiento de Windows 11 22H2 parece ser la activación de funciones de depuración que no deberían activarse.

Por esa razón, ha decidido detener la distribución de Windows 22H2: "hemos aplicado una retención de compatibilidad a los dispositivos afectados por este problema, para que no se les ofrezca ni instale Windows 11 22H2".

Es decir, si tienes un PC enfocado al gaming, según el modelo de tu tarjeta gráfica, y no tienes Windows 11 22H2, no recibirás la actualización hasta que se corrija el problema.

Casi la mitad de PCs del mercado no se pueden actualizar a Windows 11 y eso es un gran problema

¿Y qué hacer si ya tienes Windows 11 22H2? De momento, Microsoft apela a que NVIDIA o los creadores de los juegos solucionen el problema de forma individual: "Si ya estás en Windows 11 22H2 y estás experimentando este problema, es posible que puedas resolverlo actualizando tus juegos y aplicaciones relacionadas con los juegos a la última versión disponible".

Asegura que "estamos trabajando en una solución y proporcionaremos una actualización en una próxima publicación". Y advierte: "Te recomendamos que no intentes actualizar manualmente mediante el botón Actualizar ahora o la Herramienta de creación de medios hasta que se haya resuelto este problema".

Por tanto, Microsoft confirma que paraliza la distribución de Windows 11 22H2 para los PC Gaming, por los problemas de rendimiento, y aconseja no actualizar manualmente. Esperemos que puedan ofrecer pronto una solución.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además