Skip to main content

El MIT crea un robot capaz de encontrar los objetos perdidos en casa, y todos queremos uno

RFusion

MIT

06/10/2021 - 20:11

Gracias a este brazo robótico podrás encontrar ese objeto que siempre se te pierde en el momento más delicado.

Uno de los problemas cotidianos más comunes es al momento de perder nuestras llaves en casa, a veces incluso nuestro teléfono móvil, y algo que siempre sucede cuando estamos a punto de irnos, lo que provoca nervios buscando sobre todas las mesas o incluso en el suelo por si nuestro tan preciado objeto acaba apareciendo.

Pero por suerte, ahora gracias a la tecnología y a la inteligencia artificial, podemos valernos de las máquinas para que nos ayuden a encontrar aquellos objetos perdidos que no sabemos muy bien donde se encuentran. Lo único que vas a necesitar es comprar un caro brazo robótico y tenerlo funcionando por toda la casa.

Y es que investigadores del MIT han construido un brazo robótico llamado RFusion que básicamente es una pinza, una cámara y una antena de radiofrecuencia RF para localizar todos esos objetos perdidos y que siempre acabamos buscando.

Esta tecnología es capaz de localizar cualquier objeto que se nos haya perdido incluso si está cubierto por otros, pudiendo estar fuera de la vista de la cámara principal de la máquina. Lo único que debemos hacer es colocar etiquetas RFID a cada uno de esos objetos que se nos suelen perder por casa. Estas etiquetas son muy baratas y son capaces de enviar señales a la antena del robot.

Tener robots que puedan buscar cosas debajo de cualquier elemento es una necesidad creciente de la industria actual”, afirma el creador principal de esta tecnología, Fadel Adib.

Para su funcionamiento el robot combina la cámara con las señales enviadas por las etiquetas RFID para así delimitar la ubicación del objeto. Una vez que tiene una idea general de donde se encuentra el objeto, utiliza un enfoque habilitado por refuerzo de aprendizaje para tamizar cualquier zona y acabar recuperándolo para nosotros.

Gracias al algoritmo de aprendizaje por refuerzo utilizado por la máquina le permite realizar el menor número de movimientos posibles para llegar al objeto. Una vez que tiene el objeto en su mano, lo escanea una última vez para asegurarse de que está sosteniendo el objeto que realmente estamos buscando.

En las pruebas realizadas por el robot, se demostró que podía localizar objetos perdidos escondidos debajo de cualquier cosa con una tasa de éxito del 96%.

En todo caso, los investigadores creen que puede funcionar mejor dentro de un entorno de fabricación y almacén, donde se pierden muchos productos a lo largo de la cadena de suministro cada año.