Skip to main content

Mitsubishi al rescate de los pisos sin luz: estos LEDs son capaces de simular una ventana

Ventana LED Mitsubishi

12/02/2020 - 06:45

¿Vives en un piso sin luz? Mitsubishi llega al rescate: ha diseñado una ventana falsa mediante un panel LED que parece de verdad y imita la luz del sol.

El sol es sinónimo de alegría, actividad y buen humor, y sin él nos sentimos decaídos, desganados y tristes. Por este motivo, una oficina o una casa sin luz natural puede llegar a resultar muy deprimente y afectar negativamente a nuestro estado de ánimo y nuestra productividad.

Mitsubishi ha utilizado la tecnología para resolver este problema. La compañía nipona ha diseñado las pantallas Misola, unos paneles LED que a simple vista parecen parecen ventanas. De esta forma, si una estancia carece de ventanas reales es posible recrearlas de una manera sencilla. En el siguiente vídeo puedes observar lo realista que es el resultado.

Los paneles Misola de Mitsubishi cuentan con un área que imita el cielo azul y con un marco que le aporta profundidad al conjunto. Para simular la luz natural, el marco está sombreado, y proporciona una iluminación como la que ofrecería una ventana. 

Uno de los grandes atractivos de estas ventanas artificiales es que, dependiendo del momento del día, el color, la temperatura y el brillo de la luz van cambiando, al igual que sucede en realidad. Gracias a esto, a simple vista es posible percibir la claridad de la mañana o el tono anaranjado del atardecer, lo que contribuye a favorecer nuestro ritmo circadiano.

Ventana Mitsubishi

Los paneles Misola tienen un espesor de solo 120 mm y, de acuerdo con la compañía, resultan muy fáciles de instalar. Mitsubishi considera que estas ventanas falsas son especialmente recomendables para oficinas, hospitales, bibliotecas y otro tipo de instalaciones en los que no haya luz natural. 

La compañía empezará a comercializar los paneles Misola a partir del mes de octubre de 2020, pero su precio no va a ser barato. El modelo estándar programado manualmente tendrá un precio de cerca de 5.700 euros al cambio, mientras que la versión con temporizadores automáticos costará unos 6.200 euros.

La idea de crear ventanas artificiales para imitar la luz solar no es nueva. Hace casi diez años, SkyV diseño unas pantallas LCD similar que reproducía animaciones de nubes y árboles; en 2014, Royal Caribbean instaló pantallas 4K de 80 pulgadas en las paredes de los camarotes interiores para crear balcones virtuales, e incluso Dyson ha creado lámparas que simulan la luz del sol.