Skip to main content

Los móviles hacen que nos distraigamos, incluso después de haberlos usado

Uso móviles

18/08/2018 - 14:46

Usar el teléfono móvil mientras hablamos con los amigos o cenamos con la familia, hace que nuestras conversaciones con el resto de las personas sean menos satisfactorias.

Si bien ya hay varios estudios donde se señalan que los móviles provocan fisuras en las relaciones humanas, dos nuevos estudios presentados en la convención anual de la Asociación Americana de Psicología demuestran que incluso un uso menor de los teléfonos móviles puede hacer que las personas se distraigan, se distancien e incluso afecten negativamente a su relación social con otros.

En uno de los estudios se encuestó a 120 estudiantes universitarios preguntándoles cinco veces al día durante una semana cómo se sentían y qué habían estado haciendo los 15 minutos previos antes de realizar el cuestionario.

Estos son los móviles más vendidos de Amazon España

Los estudiantes informaron que se sintieron más distraídos durante las interacciones cara a cara después de haber usado sus teléfonos móviles, con lo que incluso no pudieron hacer de manera adecuada y tranquila el cuestionario.

En el otro estudio se demostró que el uso de teléfonos móviles puede reducir nuestra participación y disfrute al estar cenando con amigos o familiares. Los investigadores organizaron un evento observando a personas que estaban cenando en una misma mesa.

En esa mesa algunos participantes tuvieron el teléfono móvil con el sonido y las notificaciones activadas, mientras que otros los debían de tener apagados. Aquellos que tuvieron encendidos los teléfonos móviles demostraron tener un sentimiento de conexión social inferior respecto a los otros participantes de la mesa, y admitieron haberse divertido menos durante la cena.

De esta manera se ha demostrado que estar en una misma reunión o en una misma mesa compartiendo ocio con otras personas, la presencia de un teléfono móvil puede enturbiar las relaciones sociales con el resto de los participantes al no disfrutarse de la misma manera al estar distraídos con el entorno digital.