Skip to main content

La NASA se enfrenta a un problema en la superficie de la Luna: el reto de cavar en el espacio

robot artemis

NASA

18/05/2020 - 10:13

  • La NASA quiere asentar construcciones en la Luna y ha abierto en los últimos tiempos varias convocatorias para que empresas presenten proyectos.
  • Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta está en el modo de cavar sobre una superficie muy problemática.
  • Los robots deben cavar en vertical y desplazarse lo mínimo posible.

La exploración espacial no se detiene. Durante los próximos años se van a multiplicar las misiones y desde la NASA se sigue investigando en cómo afrontar algunos de los problemas a los que pueden enfrentarse en misiones que tengan como objetivo trabajar en la superficie de la Luna, y puede que en un futuro en Marte.

En la NASA tienen el programa Artemisa de viajes tripulados en el que buscan desarrollar tecnología para trabajar en la superficie lunar y donde hacen campañas para que investigadores envíen ideas que puedan ser útiles. Una de las últimas convocatorias realizadas ha sido para optimizar los robots encargados de cavar en la Luna mediante los denominados tambores de cubo de RASSOR (Regolith Advanced Surface Systems Operations Robot).

El poder cavar en la superficie de la Luna es un gran problema en donde se suma a las condiciones de la superficie el tener que transportar toda la maquinaria, que se deba mover lo mínimo posible -para ahorrar combustible- y cavar lo más vertical posible.

El ganador de la última convocatoria fue un invento de Caleb Clausing que usa una puerta pasiva para atrapar y desplazar grandes cantidades de tierra. Aunque debe enfrentarse al problema de la corrosión que provoca el polvo lunar.

Ahora empezará un largo proceso de pruebas antes de que este tipo de maquinaria sea enviada a la Luna. Como en todas las misiones espaciales, además de probar la viabilidad y las posibilidades reales de que se utilice, luego hay que ajustar su uso a una misión concreta, y la realidad es que están haciéndose pocas hoy día en la Luna.

De todas formas, tras un periodo en el que la NASA había detenido gran parte de sus proyectos de futuro, parece que está volviendo a pisar el acelerador en cuando a nuevas misiones, tanto propias como en acuerdos con empresas como Space X. Veremos si pronto empezamos a ver resultados.