Skip to main content

Olvida el reconocimiento facial: esta tecnología te reconoce por los latidos de tu corazón

cuerpo humano

27/06/2019 - 14:08

Hay muchos rasgos que nos hacen únicos y que sirven para identificarnos y diferenciarnos del resto de individuos. Los rasgos biométricos más utilizados y conocidos son la huella dactilar, el rostro o el iris de nuestro ojo. Sin embargo, existen otros aún más precisos y difíciles de alterar, como el ritmo al que late nuestro corazón

Las fuerzas armadas de Estados Unidos han recurrido a este rasgo para trabajar en un mecanismo capaz de diferenciar a las personas a distancia utilizando ese ritmo cardiaco que nos hace únicos en el mundo y que se postula como el futuro de la biometría por encima del resto de sistemas de reconocimiento. 

Al igual que ya se usa el reconocimiento facial para buscar a personas o controlar las calles, este láser desarrollado por el Pentágono ha sido capaz de reconocer y detectar a un terrorista del ISIS con un dron desde el aire que transportaba el sistema láser. 

El reconocimiento facial ha llegado a los aeropuertos

Es una de las apuestas más firmes en lo que a reconocimiento biométrico se refiere. Ya que, aunque también se estudia la posibilidad de reconocer a las personas por su forma de caminar, esta opción es más difícil de confundir entre distintos individuos

Y por otro lado, las huellas dactilares o el rostro son factores que se pueden alterar para esquivar los controles de seguridad y ocultarse del control de las fuerzas armadas de un país en concreto. Mientras que la firma de los latidos del corazón es inalterable e incontrolable

Los sensores infrarrojos se suelen usar para registrar el pulso de los pacientes en medicina y este sistema es en el que se ha basado el Pentágono para crear su láser, llamado Jetson, capaz de detectar esa firma cardiaca a 200 metros de distancia del individuo en cuestión.

latidos

Jetson utiliza la técnica conocida como vibrometría láser que detecta el movimiento de la superficie causado por los latidos del corazón, aunque llevemos una camiseta o chaqueta para cubrirnos. Eso sí, por el momento la ropa más espesa, propia del invierno, se le resiste y podría ser un método de escape para los delincuentes, por lo que todavía es una tecnología en prueba. 

Otro de los inconvenientes de ser una tecnología temprana y que debe mejorarse impide que Jetson detecte la firma cardiaca si la persona está en movimiento, pues tarda en realizar el reconocimiento unos 30 segundos. 

No obstante, el equipo de Steward Remaly de la Oficina de Combate al Terrorismo en el Pentágono, se muestra convencido de que estos problemas se acabarán solucionando y que Jetson podría tener un nivel de precisión superior al 95% en buenas condiciones

Nueva polémica con el uso del reconocimiento facial enciende el debate en Estados Unidos

El pentágono no es el único que trabaja con esta posibilidad, en la Universidad Estatal de Nueva York, también trabajan con un sensor cardiaco remoto y lo consideran un sistema de reconocimiento mucho más robusto y preciso de lo que será nunca el facial

Sin embargo, esto plantea nuevas necesidades como una nueva base de datos con todas las firmas cardiacas, como la que está creando Europa para compartir los datos faciales y dactilares de sus ciudadanos entre los países miembro.