Skip to main content

El Pentágono rastrea la caída "fuera de control" del cohete chino que se estrellará contra la atmósfera este fin de semana

CNSA China cohete

CNSA

05/05/2021 - 09:35

Alrededor del 8 de mayo se calcula que el enorme cohete de China regrese a la Tierra en forma de escombros. 

El Comando Espacial de Estados Unidos está rastreando la trayectoria del Long March 5B un enorme cohete lanzado por la agencia espacial de China que se dirige sin control hacia la Tierra. El punto de entrada exacto por el que el cohete atravesará la atmósfera terrestre no se sabrá con exactitud hasta dentro de unas horas.

Mike Howard, portavoz del Departamento de Defensa, ha informado de este trabajo de rastreo a través de un comunicado. Se espera que este fin de semana entre el 8 y 10 de mayo el cohete toque Tierra, aunque los cálculos pueden cambiar de un momento para otro. No se sabe a ciencia cierta dónde acabarán los restos del cohete, pero no debe cundir el pánico.

Los científicos piden calma ante este evento, Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, ha explicado a CNN que "el riesgo de que te golpee es increíblemente pequeño. Por eso, no perdería ni un segundo de sueño por esto". Lo más probable es que acaben en el Océano Pacífico, por su gran extensión.

En 2018 la estación espacial de Tiangong-1 de China también se desintegró en la atmósfera y sus restos cayeron en el océano cerca de Tahití. Nadie resultó herido y las partes de la nave acabaron en el suelo del Pacífico Sur, como se espera que ocurra ahora. 

El Long March 5B viajó al espacio el 28 de abril con la misión de lanzar Tianhe un módulo central de la estación espacial China. Esta base debería completarse a finales de 2022 que servirá durante, al menos, una década con centro de investigación en el espacio al margen de la Estación Espacial Internacional, donde los astronautas chinos han sido excluidos durante mucho tiempo, tal y como explica CNN. 

Estados Unidos ya no está sola en la investigación y exploración del espacio. China está haciendo méritos para reclamar su puesto. El Long March-5, cohete anterior al que hoy regresa a la Tierra viajó hasta la Luna a finales de 2020 para que el Chang'e 5 pudiera recoger rocas de la superficie lunar, una de las misiones más ambiciosas de China y que ningún país se planteaba desde hace 40 años.

Según CNet, la trayectoria de este cohete en su caída de regreso a la Tierra se podrá seguir en la web Space Track y las autoridades de Estados Unidos actualizarán la información durante la próxima semana.

Etiquetas:

#Espacio

Y además