Skip to main content

El perrito robot Aibo ahora te esperará frente a la puerta cuando llegues de trabajar

Aibo de Sony

20/06/2020 - 18:55

El perrito robot Aibo de Sony, gracias a una reciente actualización, ya puede acercarse frente a la puerta para saludarnos cuando lleguemos del trabajo, una característica que lo acerca un poquito más a lo que hacen los perros de carne y hueso.

El robot Aibo de Sony cuenta con una nueva actualización mediante la cual será capaz de esperarnos frente a la puerta cuando regresemos a nuestro hogar tras una dura jornada de laboral.

El robot Aibo es todo un éxito en territorio japonés, sobre todo entre el público veterano, dado que muchos lo ven como una sustitución de los animales reales domésticos, en un fenómeno que incluso celebra fiestas de cumpleaños en lugares predilectos.

Ahora la última actualización del robot Aibo de Sony es capaz de predecir cuándo volvemos a nuestra casa y se sentará pacientemente frente a la puerta principal hasta que regresemos, tal como hacen nuestras mascotas reales.

Aibo de Sony

Eso sí, la primera vez que queramos que nuestro perrito robot nos espere frente a la puerta tendremos que configurarlo, y esto se hace a través de la señalización del lugar y una frase concreta, y con ello el robot ya almacenará la ubicación exacta en su memoria para la próxima vez que no estés en casa.

Perro robot Aibo

Si el usuario ha configurado bien el robot, una vez que abra la puerta principal el perrito se levantará y saludará, aunque de momento se desconoce la tasa de fallo y error de este sistema.

Sony sigue apostando fuerte por este perrito robot, y el pasado mes de noviembre lanzaron una interesante actualización que entrenaba al animal robótico para ir al baño y también para alimentarle virtualmente con galletas, junto a la posibilidad de programaciones personalizadas.

No son precisamente baratos los robots Aibo dado que rondan los 2900 dólares, pero en vista de que el salario mínimo en Japón es bastante superior al español, no conlleva una gran inversión económica para el tipo de público adulto al que va dirigido.