Skip to main content

Así prepara la NASA la destrucción de la Estación Espacial Internacional

Estación Espacial Internacional
Reuters

21/02/2022 - 17:24

La Estación Espacial Internacional tiene los días contados, aunque la operación para destruirla es titánica y ha de funcionar a la perfección por el bien de todos. 

Todo lo que sube tiene que bajar, aunque se trate de la Estación Espacial Internacional. Y, es que, la NASA acaba de anunciar los planes que tiene entre manos para poder traer de vuelta a nuestro planeta de la manera más segura este masivo armatroste.

La fecha que ha fijado la NASA para esta operación milimétrica todavía queda lejos en el tiempo, pero no deja de ser significativo que, para destruir la Estación Espacial Internacional en 2031, tengan que planearlo en los primeros meses de 2022.

Eso sí, la Estación Espacial Internacional se dirá adiós por todo lo alto. Lo principal y más llamativo es su longevidad, en un primer momento su esperanza de vida fue fijada en quince años, pero ha superado todas las expectativas alcanzado los veintiún años de vida.

VIDEO

Inventos de la NASA que usamos a diario

El hecho de haber vivido tanto no le ha sentado del todo bien a la Estación Espacial Internacional, en la actualidad cuenta con una serie de problemas que ponen en duda su viabilidad. Es por ello que la operación para destruirla ha cobrado más peso.

Los preparativos que hará la NASA para conseguir generar un accidente controlado son extremadamente complejos. Y, es que, la Estación Espacial Internacional es muy grande y esto supone que no puede estrellarse en cualquier lugar de la Tierra.

James Howells, durante una entrevista.

Contrata a expertos de la NASA para recuperar 387 millones de euros en bitcoins que tiró a la basura, pero no le dan permiso

El punto exacto donde encontrará su fin es conocido como Punto Nemo. Este lugar se encuentra en el océano Pacífico y es el punto más alejado de cualquier masa de tierra firme. De hecho, es un lugar de difícil acceso y, sobre todo, deshabitado.

La NASA también contempla un escenario mucho más fatídico. Y, es que, en el caso hipotético de que la Estación Espacial Internacional necesitase ser puesta a dormir antes de tiempo lo que ocurriría es que se adelantarían todos los planes de destrucción.

El peligro de dejar que esta estación espacial caiga en la Tierra de manera descontrolada es algo que podría causar estragos a gran escala. Es por ello que se ha ingeniado un plan en el cual los módulos más nuevos de la estación no caerán en la Tierra.

Antes de que la Estación Espacial Internacional diga adiós, los módulos más nuevos serán desacoplados y quedarán en el espacio para que puedan ser reutilizados por nuevas estaciones espaciales.

El resto de la Estación Espacial Internacional empezará un viaje hasta su perdición en el océano, aunque no será de los más veloces. Lo que se espera es que a lo largo de varios meses la trayectoria de la estación espacial sea la Tierra y vaya descendiendo controladamente.

Las expectativas son altas, pero también es el precio a pagar si algo sale mal. El tamaño de la Estación Espacial Internacional hace que la logística de su destrucción sea muy compleja, pero habrá que esperar para ver si la NASA consigue realizar esta tarea titánica

Etiquetas:

Espacio, nasa

Y además