Skip to main content

Producir pantallas flexibles al ritmo de una imprenta de papel: el gran reto de la tecnología

Pantalla flexible y enrollable
-

27/01/2020 - 19:37

Investigadores han logrado producir pantallas ultrafinas y muy flexibles que podrían imprimirse como si fueran un papel de periódico y que podría servir para las pantallas táctiles de los teléfonos móviles del futuro.

Este nuevo material electrónico muy fino señalan que es 100 veces más delgado que los materiales de pantalla táctil que existen actualmente, y no obstante es tan flexible que se podría enrollar como un tubo. El invento está a cargo del equipo dirigido por la Universidad RMIT que ha hecho uso de una película delgada común de las pantallas táctiles de teléfonos actuales, y las ha reducido desde 3D a 2D utilizando química de metal líquido.

Se trata de un interesante paso tecnológico que ha sido publicado en la revista Nature Electronics y donde su investigador principal, el doctor Dr. Torben Daeneke, ha afirmado que “tomamos un material antiguo y lo transformamos desde adentro para crear una nueva versión que es sumamente delgada y flexible”. Añade que “se puede doblar y que hacerlo es mucho más barato y eficiente que la forma lenta y costosa actual”. Además de móviles también puede valer para televisiones enrollables.

Una de sus particularidades es que al girarlo en dos dimensiones, también la hace más transparente porque deja pasar más luz. Esto haría que un teléfono móvil con una pantalla táctil hecha de este material, sería capaz de utilizar menos energía, extendiendo la duración de la batería alrededor del 10 %.

A diferencia del método actual para fabricar pantallas táctiles, esta nueva tecnología no requiere un equipo costoso o especializado, y afirman que sorprendentemente incluso “podría hacerse en la cocina de un hogar”.

Para crear este material los investigadores utilizaron un enfoque de impresión de metal líquido. Para ello calentaron a unos 200°C una aleación de indio y estaño para volverlo líquido, y después lo enrollaron sobre una superficie para imprimir láminas nanodelgadas de óxido de indio y estaño.

De momento esta tecnología es solo un invento que está en sus primeras fases, aunque ya han tenido tiempo de utilizar este material para crear una pantalla táctil que funciona. Aún así han solicitado una patente para esta tecnología para que empresas interesadas puedan licenciarla para fabricación en masa.