Skip to main content

Las promesas del DNS público Europeo: Antimalware y bloqueo de contenido ilegal

Imagen del logo DNS

19/01/2022 - 16:44

Los grandes servicios DNS están fuera de Europa, pese a que estos sean fundamentales para el buen y seguro funcionamiento de la red. Por este motivo, la Unión Europea ha propuesto crear uno.

Como cualquier Wikipedia os dirá, un servicio DNS es un servicio de Internet que traduce los nombres de los dominios, siendo este servicio imprescindible para poder iniciar cualquier comunicación con otro computador accediendo al mismo por su nombre.

Una vez explicado este punto para los que no supieran bien de qué estábamos hablando, vamos con el siguiente paso. Los DNS son servicios gratuitos, esto hace que las empresas no suelan tener mucho interés por ofrecerlos (así podéis mejorar vuestra velocidad de internet).

Y de ahí que, con los años, en Europa nos hayamos quedado sin DNS propias, estando ahora los mayores servicios DNS fuera de nuestras fronteras. Por ejemplo, Google Public DNS, uno de los más usados, es americano.

VIDEO

Cómo cambiar las DNS para aumentar la velocidad de Internet

Esto es un problema, ya que deja a Europa a merced de empresas extranjeras que, ni siquiera, operan físicamente en nuestro continente. Es decir, que son empresas de fuera que tienen los servidores fuera.

Por esta razón la Comisión Europea quiere financiar un servicio para Europa independiente de alternativas como las que ofrece Cloudflare DNS, Quad9, OpenDNS, Comodo Secure DNS y demás servicios.

Las mejores DNS de 2019 para navegar más rápido

De acuerdo con la documentación del proyecto publicada por la CE1, DNS4EU será un servicio público que buscará la adopción masiva en la administración, empresas, educación y usuarios particulares.

Y garantizará una alta disponibilidad con baja latencia desde cualquier punto del territorio europeo, teniendo presencia en todos los puntos de intercambio de tráfico relevantes.

Algunos de los servicios que ofrecerá serán seguridad contra ciberamenazas mediante el bloqueo de malware y phishing con información procedente de los CERT de cada país. Filtrará las URL que alojen contenido declarado ilegal por los tribunales.

Opcionalmente, podrá ofrecer servicios de pago como filtrado, monitorización y soporte, adaptado a las necesidades de ciertos sectores. Además, los proveedores de internet podrán utilizarlo de cara a sus clientes como marca blanca.

Estará disponible no solo mediante las interfaces DNS tradicionales sino a través de DoT (DNS over TLS) y DoH (DNS over HTTPS), siendo compatible con IPv6. El servicio podrá recopilar metadatos a partir de la actividad de los usuarios, pero deberá ajustarse a la legislación europea GDPR de protección de datos y en cualquier caso no se monetizarán.

Las empresas elegidas para mantener el servicio tendrán que demostrar que no tienen influencia de gobiernos extranjeros y no podrán emplear hardware o software en puntos sensibles elaborados por empresas de riesgo, al estilo de los que marcará la futura Ley de Ciberseguridad.

El presupuesto es de 14 millones de euros para la construcción de dicho servidor. Toda esta información se encuentra disponible en el pliego europeo y, según expertos, puede ser una buena o mala noticia dependiendo de cómo enfoque esa censura del contenido.

Etiquetas:

Internet, Tecnología, europa

Y además