Skip to main content

Qué es la protección RFID de algunas carteras, y cómo puede evitar que hagan cobros en tus tarjetas bancarias

Cartera RFID

20/01/2020 - 19:48

Las tarjetas bancarias contactless se han vuelto muy populares hoy en día, hasta el punto de que casi todas lo son. Estas tarjetas utilizan un sistema de pago a distancia, llamado RFID, que puede ser aprovechado por los ladrones para robarte dinero, simplemente pasando a tu lado por la calle, o en el metro. Por eso algunas carteras y bolsos llevan protección RFID. Y existen fundas de tarjeta para esta tarea.

Tal como nos cuenta nuestra compañera Andrea Núñez-Torrón Stock en TICbeat, muchas tarjetas bancarias contactless utilizan un sistema de transmisión inalámbrica de información llamado RFID, que permite transmitir los datos bancarios a un lector de tarjetas a una distancia corta, unos 30 centímetros como máximo, evitando que tengas que introducir la tarjeta en una ranura. Incluso puedes pagar sin sacarla de la cartera, simplemente arrimándola al lector.

Es un sistema de pago inalámbrico como puede ser NFC, Bluetooth, etc. El problema no está en la tecnología, sino en que los bancos permiten hacer un pago sin necesidad de introducir el PIN o la contraseña de la tarjeta, siempre que el cargo sea inferior a 20 euros.

Listen to "Episodio #19: Llave de seguridad - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" on Spreaker.

Esto es muy cómodo para compras pequeñas en tiendas o en el supermercado: simplemente acercas la tarjeta al lector y pagas esa compra inferior a 20 euros, sin necesidad de introducir un PIN.

¿Cuál es el problema de esto? Que un ladrón puede llevar un lector de tarjetas contacless en la mochila, acercarse a menos de 30 centímetros de tu cartera en la calle o el metro, y hacerte un cobro de menos de 20 euros sin que te enteres.

Para evitar esto existen carteras, bolsos o fundas de tarjetas con protección RFID: bloquean las señales electromagnéticas del lector e impiden que te roben el dinero. El pago contactless solo funcionará si sacas la tarjeta fuera de esa protección:

Es un sistema barato y sencillo de proteger tus tarjetas de robos indeseados, por apenas 1 euro.

Para mejorar la seguridad, asegúrate de que tus tarjetas están configuradas desde la app del banco para que te envíen una notificación al móvil cada vez que hagan un cobro. Así detectarás al instante cobros fraudulentos.

Algunos bancos también permiten desactivar la opción de pagar sin necesidad de introducir el PIN, que es la causa de todos estos males.

Más:

#Seguridad