Skip to main content

Próxima actualización de Windows 10: pocas novedades, pero esconderá un cambio decisivo

Windows 10

04/07/2019 - 09:30

Microsoft tiene acostumbrados a sus usuarios que a lo largo del año llegan dos grandes actualizaciones repletas de nuevas funciones y suponen un cambio importante en el uso de la mayoría de herramientas de Windows. Pues bien, la próxima gran actualización llegará en unos meses, pero en lo referido al número de novedades parece que no será como las anteriores

La última de estas actualizaciones del sistema Windows llegó en el mes de mayo, algo tarde teniendo en cuenta que su fecha de lanzamiento suele ser en abril. En cualquier caso, llegó repleta de nuevas funciones y características, algo que no pasará con la siguiente actualización prevista para cuando acabe el verano, ya que no tendrá grandes novedades pero sí cambiará para siempre la forma de implementar las actualizaciones en Windows

Microsoft lo anunciaba hace apenas un par de días: su próxima actualización no traerá grandes cambios en el sistema, sin embargo, en los últimos días se ha conocido que podría suponer un antes y un después en la forma de instalar las actualizaciones, mucho más rápido que hasta ahora

Por fin puedes recibir las notificaciones de tu móvil en Windows

Esta nueva actualización, denominada Windows 10 19H2, consistirá en una revisión de la versión anterior 19H1 que instalará mejoras dedicadas al rendimiento, características empresariales y mejoras de calidad que casi no se percibirán por el usuario final.

No obstante, la gran diferencia e importancia de esta actualización radica en la forma que tendrá de instalarse, que será muy parecida al sistema que usan los parches de seguridad de Windows y que, como ya sabrás, son más rápidos y menos incómodos de instalar

Este nuevo proceso será más rápido y gradual utilizando la línea de servicio que se utiliza para el resto de aplicaciones y que parece que a partir de ahora también lo será para las actualizaciones más importantes de Windows. Puede que ésta sea una manera de fomentar su uso entre los usuarios y animarles a tener al día su sistema operativo. 

Sólo habrá una condición indispensable: todos aquellos que quieran acceder a esta novedad deberán tener instalada la anterior versión Windows 10 19H1 que se lanzó en mayo. De esta manera, la compañía se asegura que los portátiles Windows cuenten con una estructura de actualización prácticamente automática y progresiva.