Skip to main content

¿Qué es VAR y en qué consiste?

07/07/2018 - 10:00

Si has estado viendo el Mundial de Rusia, seguramente habrás escuchado hablar del VAR. Pero, ¿sabes qué es o en qué consiste? Te lo contamos.

VAR son las siglas de Asistencia al Árbitro por Vídeo, en español. Concretamente, es un sistema implementado para proporcionar asistencia técnica a los árbitros cuando se está disputando un partido de fútbol, utilizando para ello las imágenes de las cámaras de televisión.

Ha sido implementado por primera vez en un Mundial este mismo año, y lo veremos funcionando esta misma temporada en La Liga española.

El sistema VAR funciona gracias a un equipo de tres árbitros que, en una sala, disponen de vídeos y repeticiones del partido desde distintos ángulos y tiros de cámara para su posterior análisis. Estos árbitros están en comunicación directa con el árbitro que está sobre el césped, de tal forma que pueden realizarle advertencias o, simplemente, recibir preguntas del mismo.

El balón del Mundial está al alcance de un click: atento a esta oferta de Amazon

A pesar de ello, aunque los árbitros de la sala emitan un veredicto, la última palabra la tiene el árbitro principal. Así, si no está de acuerdo con la indicación del VAR, puede revisar la acción en una pantalla situada junto al terreno de juego y, después, tomar la decisión final según su propio criterio.

Los supuestos en los que se puede utilizar el VAR para rearbitrar jugadas son limitados. Sólo en caso de expulsiones, goles, penaltis y confusiones de identidad se puede el colegiado apoyar en el videoarbitraje para decidir.

Pero, aunque parezca una de las formas más justas de gestionar un partido de fútbol, tiene sus detractores. Y es que los principales críticos de este sistema aluden a la pérdida de ritmo en el juego y al cambio de concepto que supone que algunas acciones no tengan un veredicto inmediato.

Sin embargo, la FIFA ha sido muy clara al respecto. El organismo ha comunicado que, actualmente, ya se pierde un 30% del tiempo del partido, que en los casos de gol, el VAR no afectará casi, que el proceso de toma de decisiones se acelerará poco a poco y que, sobre todo, los errores arbitrales que se cometen se acelerarán. Por lo tanto, parece que tendremos VAR para rato.

Te recomendamos