Skip to main content

¿Quién dijo que las máquinas expendedoras no podían ser sanas?

Robot Sally
-

23/07/2019 - 17:42

Un robot que prepara ensaladas está causando furor en algunos hospitales de Estados Unidos, y lo mejor de todo es que es probable que lo acabemos viendo también en Europa.

Cuando parecía que todo estaba inventado en el nicho de las máquinas expendedoras, la empresa tecnológica Chowbotics ha lanzado al mercado el llamado robot Sally, una máquina que es capaz de preparar deliciosas ensaladas con decenas de ingredientes en apenas unos segundos.

Si bien no es el mejor robot de cocina porque se trata de una máquina pensada para ofrecer solo un tipo de comida, está claro que Sally es una máquina automatizada que triunfa porque está situada en un lugar clave ofreciendo una oferta clave en un lugar concreto: los hospitales.

Cuando estamos en un hospital, un lugar tan delicado y donde mucha gente está enferma, a veces los comedores de los mismos no son los más adecuados si lo que queremos es encontrar una comida sana pero que al mismo tiempo esté buena. Es por ello que los robots Sally triunfan funcionando las 24 horas del día.

El funcionamiento del robot Sally es tan sencillo como elegir los ingredientes en su pantalla táctil, y el sistema los irá echando poco a poco en un bol de plástico en la parte inferior de la máquina.

Robot Sally
-

A cambio de unos cuantos dólares, el cliente puede hacerse con una deliciosa ensalada con multitud de ingredientes a cualquier hora del día, independientemente que sea por la mañana o por la noche.

Tal es el éxito de la propuesta, que Chowbotics está pensando llevar su robot Sally a otros tantos hospitales de Estados Unidos. Además, ya están creando otras versiones del mismo especializados en otro tipo de cocinas como la hindú, la mediterránea o incluso la latina.

Robot de cocina Lidl vs robot de cocina Aldi ¿cuál es mejor?

También su creador Deepak Sekar, está pensando en crear más unidades para llevarlas a otros mercados internacionales, por lo que podríamos llevarnos una sorpresa futura si nos toca visitar un hospital y buscamos comida sana.