Skip to main content

Envían una Raspberry Pi Zero al espacio y graba la Tierra desde su órbita

Raspberry Pi Zero en órbita

SSTL, Surrey Satellite Technology Limited,

05/09/2019 - 22:35

Construir un satélite cuesta millones de euros. Una cámara especializada para grabar desde el espacio suele valer varios miles de euros. Una compañía británica de satélites necesitaba una cámara para grabar desde la órbita terrestre, así que cogió una Raspberry Pi Zero, le acopló la cámara diseñada para ella que venden en cualquier tienda, la metió en una caja de metal, y la lanzó al espacio en un satélite. Gasto del proyecto: 40 euros.

Las imágenes captadas por la Rapsberry Pi Zero lanzada a espacio, como puedes ver en la foto de apertura, son espectaculares. No es la primera vez que una Raspberry Pi se pone en órbita, pues ya se enviaron varias a la Estación Espacial Internacional. Pero esas versiones estaban modificadas para hacerlas más resistentes a las temperaturas y la radiación. La Raspberry Pi Zero que se ha acoplado al satélite es la misma que se vende en tiendas, a un precio de poco más de 10 euros. Y la cámara usada es la cámara estándar de la Raspberry Pi, también sin modificar.

La Raspberry Pi Zero es una placa computacional en miniatura. Tiene un procesador de un núcleo a 1 GHz, 512 MB de RAM, Mini HDMI, micro USB, USB, conector de 40 pines. La variante W añade WiFi y Bluetooth 4.1. Para que hagas una idea, es casi tres veces más pequeña que una Raspberry Pi 4...

Rapsberry Pi Zero W

Zero W

Raspberry Pi Zero W es una placa computacional en miniatura. Tiene un procesador de un núcleo a 1 GHz, 512 MB de RAM, Mini HDMI, micro USB, USB, conector de 40 pines, WiFi y Bluetooth 4.1.

Surrey Satellite Technology Limited, más conocida como SSTL, es una compañía de satélites británica que lleva en funcionamiento desde los años ochenta. Es pionera en utilizar tecnología convencional para fabricar satélites, reduciendo así su coste.

En los años 80 los satélites costaban millones de euros porque se construían con tecnología espacial. SSTL comenzó a incorporar componentes y chips que se usaban en la electrónica doméstica, para crear satélites baratos al alcance de todo el mundo.

Un ejemplo de lo que ha mejorado la tecnología la podemos ver en esta imagen. A la izquierda, una foto capturada por un satélite de SSTL en el año 1981. A la derecha, la foto de Córcega y Cerdeña captura por la Rapsberry Pi Zero hace unas semanas:

Raspberry Pi Zero en órbita

SSTL, Surrey Satellite Technology Limited,

El pasado mes de julio lanzó el satélite DoT-1 equipado con una nueva tecnología llamada Core-DHS, que incluye un ordenador principal, el GPS, el control de altitud, el control de altitud y órbita, y el transmisor. Antes estas funciones se implementaban en diferentes placas, pero Core-DHS las incorpora en una única placa. Gracias a ello pueden fabricar satélites que apenas pesan 20 Kilos.

Querían incorporar una cámara, así que compraron tres Raspberry Pi Zero, eligieron la que estaba en mejores condiciones, acoplaron la cámara, la metieron en una caja de metal, y la unieron al satélite DoT-1. Apenas se gastaron 40 euros.

Sin ningún tipo de modificación, la Rapsberry Pi Zero capturó fotos y grabó este vídeo desde el espacio, sin ningún problema:

Con más 20 millones de unidades vendidas, las placas Raspberry Pi están revolucionando la informática casera y el DIY. Son baratas, versátiles, y tan robustas como para funcionar en el espacio sin inmutarse...