Skip to main content

Unas ratas han paralizado el servicio de recetas médicas de Estonia

Estonia

26/11/2019 - 11:52

Cuando se trata de sistemas online como los que ofrecen los gobiernos para realizar la declaración de la renta vía internet, la peor de las pesadillas es sufrir una ataque informático. Sin embargo, la realidad ha demostrado que existen otros riesgos menos... previsibles.

Cuando se habla de permitir el voto por internet, permitir realizar ciertas gestiones online o habilitar la receta electrónica, la mayoría de críticas se basan en la inseguridad y vulnerabilidad de estos sistemas ante virus o ataques por parte de ciberdelincuentes. Estonia es hoy un ejemplo de que estos programas pueden funcionar, pero también conllevan una serie de peligros. 

Un fallo ha dado la alarma en el país europeo. Estonia es uno de los primeros países que han conseguido el título de sociedad completamente digital. Su sistema administrativo estatal virtual, e-Estonia, es un gran éxito y orgullo para el país, pero las ratas han estado a punto de tirarlo todo por tierra

Sí, con ratas nos referimos a los roedores que tan bien conocemos. Pueblan las alcantarillas e incluso se las puede ver en los vagones del metro y son las que se han comido parte del cableado que sustentaba ese sistema administrativo digital

A través de una investigación, la Agencia del Sistema de Información del Estado (RIA) ha descubierto que el pequeño fallo del sistema tenía origen en uno de los cables subterráneos. Los roedores habían provocado un daño importante

Este sistema sirve para que los ciudadanos de Estonia, voten en las elecciones, consulten sus recetas médicas e, incluso, participen en la lotería estatal. Un fallo puede dejar sin todos estos servicios. Por suerte, la solución era fácil

En plena noche, mientras la ciudad de Tallin dormía, el cable de 300 metros dañado ha sido reemplazado y el sistema vuelve a funcionar perfectamente. No obstante, las ratas no han sido las únicas en atacar este sistema informático, Estonia tuvo un fuerte conflicto diplomático con Rusia por culpa de una ataque cibernético.

A raíz de aquello, en Estonia se han empeñado en ser una de las mayores potencias de ciberseguridad del mundo para poder asegurar su autonomía y poder seguir usando este moderno sistema de administración pública