Skip to main content

Nuevo récord de dióxido de carbono en la atmósfera, a pesar de la cuarentena seguimos contaminando

Contaminacion

Depositphotos

05/06/2020 - 14:20

La contaminación de la atmósfera sigue aumentando, los meses de cuarentena que hemos pasado en casa no son suficientes para frenar el cambio climático y sus graves consecuencias

Medio mundo se encerró en sus casas huyendo de la COVID-19. Los cielos se aclararon y parecía que esta horrible pandemia tendría un lado positivo, la reducción de la contaminación, pero no ha sido suficiente. Hemos vuelto a batir un nuevo récord en los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera. 

La concentración del CO2 en la atmósfera alcanzó 417.2 partes por millón en mayo, 2.4ppm más que el pico de 414.8ppm en 2019, según las lecturas del observatorio Mauna Loa en los EE. UU. Cifras que sorprenden después de pasar semanas viendo el cielo más limpio y escuchando que la contaminación en ciudades como Madrid había caído hasta mínimos históricos.

Es más complicado que todo eso. La cantidad de CO2 sigue aumentando como explica Ralph Keeling, profesor de la Institución de Oceanografía Scripps a The Guardian: "la acumulación de CO2 es un poco como la basura en un vertedero. A medida que seguimos emitiendo, se sigue acumulando". Además otro estudio de la Universidad de Louisiana en Lafayette asegura que los niveles actuales de dióxido de carbono son más altos de lo que han sido en los últimos 23 millones de años.

La cantidad de CO2 que se calcula en un día no es solo causa de esa misma jornada, sino de lo que se ha contaminado durante un largo periodo de tiempo. Durante décadas hemos ido aumentando la cantidad de combustibles fósiles que quemamos y las fábricas contaminantes.

La cuarentena sí sirvió, dejar de usar coches, aviones, entro otros contaminantes, provocó que las emisiones diarias de dióxido de carbono disminuyeran alrededor del 17% en todo el mundo a principios de abril, según un estudio.

La Institución de Oceanografía Scripps indica que si esas reducciones del 20 al 30% de las emisiones se mantuvieran durante 12 meses, la tasa de crecimiento del CO2 que ha registrado el observatorio Mauna Loa se ralentizaría, lo que sería una muy buena noticia. 

Es decir, que si mantuviéramos esta cuarentena estricta durante un año, podríamos frenar el efecto invernadero. Algo muy necesario, pero incompatible con el actual sistema económico que ha salido muy golpeado de estos meses de confinamiento. 

El alivio que se sintió durante esta primavera, no ha sido más que un aviso, una pequeña demostración de todo lo que debemos cambiar para poner solución al cambio climático. De lo contrario los efectos pronto serán irreparables