Skip to main content

Recordando a Paul Allen, el fundador de Microsoft que se convirtió en un gran filántropo

Paul Allen

16/10/2018 - 19:51

Todo el mundo sabe hoy en dia, incluso aquellos que no están muy versados en informática, que Microsoft fue fundada por Bill Gates. Pero la historia nos dice que no hubo un fundador, sino dos. Paul Allen, cofundador de Microsoft, falleció ayer a la edad de 65 años, víctima de un cáncer. Es una figura clave, aunque breve, de la Historia de la Informática, porque sin él Microsoft no existiría. Al menos, no como la conocemos ahora. Y desde luego, no se llamaría igual.

Paul Allen y Bill Gates se conocieron en el instituto. Dos frikis de la informática y los ordenadores, cuando la informática doméstica aún no existía. Aprendieron a programar en BASIC en Lakerside School, en Seattle, y cuando se graduaron, a principios de los 70, ambos separaron sus caminos académicos, pero mantuvieron su amistad. Paul Allen se fue a estudiar a la Universidad de Washington State, y Bill Gates a Harvard.

Pero todo cambió en 1975. Se presentó el ordenador Altair 8800, uno de los primeros microordenadores, si es que puede llamarse así a un PC que ocupaba una mesa de cocina. En aquella época era una revolución, porque los ordenadores de entonces llenaban salas enteras, y solo estaban al alcance de las empresas y las universidades. Este es el Altair 8800:

Altair 8800

Wikipedia

Allen y Gates, que ya habian creado algunos programas comerciales juntos en su época de estudiantes, anticiparon que en pocos años los ordenadores estarían en todas las casas, y ellos tenían la oportunidad de hacer negocio creando programas para las pequeñas empresas y los hogares.

Fue Paul Allen el que convenció a Bill Gates de que debía abandonar la universidad de Harvard para fundar una empresa, demostrando una enorme capacidad de convicción. No es fácil convencer a una persona con buenas notas para que abandone una de las mejores universidades del mundo con la idea de fundar una empresa llena de incertidumbres. Pero Allen lo hizo, y además fue el que le puso el nombre: Micro-soft.

En sus primeros años se dedicaron a crear programas para el Apple II y el TSR-80, hasta que en 1980 surgió la posibilidad de crear un sistema operativo para el primer PC de la historia, el IBM PC. Micro-soft, ya convertida en Microsoft, compró el sistema operativo 86-DOS a la compañía SCP por 50.000 dólares, lo renombró a MS-DOS, y se lo cedió a IBM, conservando los derechos. El resto, como suele decirse, es historia....

Paul Allen

Living Computer Museum

Cuenta la leyenda que Paul Allen fue una figura clave en los primeros años de Microsoft, aportando mesura y sentido común al a veces impulsivo Bill Gates. Pero en 1983, apenas ocho años después de su fundación, abandonó Microsoft, para tratar una enfermedad relacionada con el cáncer que tristemente terminó ayer con su vida.

Como cofundador del Microsoft, Allen poseia la mitad de la compañía. Cuando salió a Bolsa, se convirtió en multimillonario.

En 1986 fundó Vulcan, una compañía formada por científicos, biólogos, y expertos en tecnología y arte, que se dedican a desarrollar tecnologías y proyectos centrados en investigar el cambio climático, las enfermedades, la exploración espacial, y otros campos.

A través de su fundación Paul G Allen Family ha patrocinado todo tipo de proyectos destinados al desarrollo, investigación médica, arte, y otras iniciativas filantrópicas. Se calcula que Paul Allen ha donado más de 2.000 millones de dólares a la beneficiencia.

Microsoft cumple 40 años: una historia de amor y odio

Era también un gran apasionado de los deportes. Compró el equipo de la NBA Portland Trail Blazers, y el de la NFL, Seattle Seahawks, con el que ganó la Superbowl en 2013.

Bill Gates ha declarado hoy sentirse "devastado por el fallecimiento de unos de mis más antiguos y queridos amigos. La informática doméstica no existiría sin él. Desde nuestros primeros días en Lakeside School a nuestra alianza para crear Microsoft, junto a algunos proyectos filantrópicos que hicimos juntos a través de los años, Paul fue un verdadero compañero, y un amigo querido. Le echaré mucho de menos".

El CEO de Microsoft, Satya Nadella, también ha publicado un comunicado en Twitter, declarando su admiración y la inspiración que le proporcionó Paul Allen:

Aunque solo participó en los primeros años de Microsoft, su aportación fue clave para definir la informática doméstica, tal como hoy la conocemos. Allen ayudó a cambiar el mundo al lado de Bill Gates, y continuó mejorándolo durante tres décadas, gracias a sus proyectos filantrópicos.

Gracias por todo, Paul Allen, y buena suerte, allá donde estés...