Skip to main content

Olvídate del patinete: este robot quiere recuperar la función que tenían los caballos

CanguRo

fuRo

22/07/2020 - 22:17

CanguRo de fuRo es un concepto de robot montable, o RidRoid. Se basa en la idea de recuperar la relación que los seres humanos tenían con los caballos. Eran un medio de transporte, pero también un compañero.

Hoy en día mucha gente sigue montando a caballo, pero básicamente se trata de deporte u ocio. Durante siglos la relación entre los seres humanos y los caballos fue de supervivencia. Los caballos eran el medio de transporte, de carga, e incluso de alimento. La relación que se establecía entre un hombre o una mujer y su caballo, era de dependencia mutua. La compañía de robótica japonesa fuRo quiere recuperar esa vieja relación, pero utilizando robots e inteligencia artificial.

CanguRo es la materialización de ese concepto. Va mucho más allá de un patinete, y no es un triciclo eléctrico. Es un RideRoid (Ride+ Android) es decir, un robot montable. Un caballo mecánico.

CanguRo hace la función de un compañero robot que te acompaña a todos los sitios e incluso te lleva la compra o la mochila. Pero cuando lo necesitas se transforma en un vehículo eléctrico que puedes conducir. Puedes verlo en este vídeo:

Es un concepto muy interesante, y también muy japonés. La mayoría de los robots japoneses buscan la empatía con los seres humanos, necesitan convertirse en sus compañeros, y no en una simple herramienta. Por eso casi todos ellos suelen tener aspecto de animales adorables o humanoides desvalidos que necesitan ser protegidos.

CanguRo es, por encima de todo, un robot inteligente. Está dotado con un sistema LIDAR propio llamado scanSLAM, que usa cámaras y sensores para interpretar el entorno. Sigue a su dueño allá donde vaya y puede llevar la compra. Además es posible fijar un punto en Google Maps para que se dirija allí. Como los caballos, que acompañaban en todo momento a su dueño y actuaban como animales de carga.

Si necesitas transporte, CanguRo cambia de forma y se convierte en una especie de caballo mecánico. Puedes montarlo y pilotarlo de forma similar a un triciclo eléctrico.

Su diseñador, Shunji Yamanaka, ha profundizado aún más en la relación humano-robots, de nuevo fijándose en los caballos. Cuando montas a CanguRo emite unos pulsos similares a los latidos del corazón, que se aceleran cuando aumentas la velocidad. El conductor siente estos pulsos, siente como su robot se esfuerza.

Además al girar, un mecanismo de force-feedback produce una fuerza en las manos y piernas del piloto, de nuevo, para reforzar esa interacción hombre-máquina.

CanguRo es un concepto interesante que de momento sigue siendo un prototipo, ya que aún no está a la venta. Si lo encuentras a la venta es una estafa, como denuncia la propia web de fuRo. Al parecer, alguien está vendiendo falsos CanguRos en su nombre...

Y además