Skip to main content

Este robot suda como las personas para regular su temperatura

Robot que suda
Universidad Cornell

01/02/2020 - 06:45

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell (Nueva York, Estados Unidos) ha desarrollado un robot capaz de sudar como las personas para enfriarse y evitar que sus motores se sobrecalienten.

Uno de los principales obstáculos que tienen que enfrentar los robots es la regulación de la temperatura. De acuerdo con Rob Shepherd, profesor asociado de ingeniería mecánica y aeroespacial de la Universidad de Cornell, el control térmico es uno de los principales obstáculos para hacer robots duraderos, versátiles y adaptables. 

Este problema es especialmente destacado en el caso de los robots blandos. Y es que, si bien son más flexibles, al estar hechos de materiales sintéticos mantienen el calor, mientras que los que están hechos de metal lo disipan las altas temperaturas con mayor rapidez. E incluir un sistema de refrigeración interna, como un ventilador, no es de mucha ayuda, puesto que ocupa bastante espacio en el interior y le añade peso extra. 

Para resolver este inconveniente, los investigadores se han inspirado en la sudoración de los mamíferos. "La capacidad de transpirar es una de las características más notables de los humanos", explica TJ Wallin, coautor del estudio. "La sudoración aprovecha la pérdida de agua evaporada para disipar rápidamente el calor y puede enfriarse por debajo de la temperatura ambiente. La biología nos ha brindado una excelente guía como ingenieros".

El equipo desarrolló actuadores en forma de dedos fabricados por dos materiales de hidrogel que funcionan como esponjas inteligentes: son capaces de retener el agua y responder ante la temperatura. 

Así, la capa base, hecha de poli-N-siopropilacrilamida, reacciona encogiéndose a temperaturas superiores a 30°C, una acción que exprime el agua de la capa superior de poliacrilamida, que cuenta con pros de tamaño micrométrico. Estos poros son sensibles al mismo rango de temperatura y se dilatan de manera automática para liberar el "sudor", cerrándose cuando la temperatura es inferior a 30°C. 

Cuando el agua liberada por los dedos robóticos se evapora, reduce la temperatura del actuador unos 21°C en solo 30 segundos. Además, si se exponen al viento de un ventilador, la disipación del calor se realiza seis veces más rápido.

No es la primera vez que vemos robots que sudan. Hace unos años conocimos a Kengoro y Kenshiro, dos robots que sudan al hacer ejercicio para enfriar sus circuitos, o este robot de Ford que suda para probar el asiento de los coches.