Skip to main content

Los robots de este hotel japonés eran capaces de espiar a los clientes, y tuvieron que ser reprogramados

Hotel Henn na
-

27/10/2019 - 07:45

Los robots de los hoteles japoneses podrían acabar espiándonos en un futuro, señala un pirata informático ético que acaba de dar la luz de alarma.

En varias ocasiones hemos hablado sobre los robots que están disponibles en hoteles japoneses, en concreto en el famoso Henn na Hotel, y parece que un hacker ético ha descubierto que estos robots podrían manipularse fácilmente para espiar a los huéspedes. Y es que el famoso Hotel Henn na ha tenido que reprogramar sus robots tras ser contactados por un hacker ético, que les ha demostrado que podrían acabar manipulándose para espiar a los clientes.

Según el Tokyo Reporter, el ingeniero de seguridad Lance R. Vick contactó con dicha cadena hotelera para avisarles de una vulnerabilidad relacionada con el NFC del hotel, diciéndoles que su robots podrían ser pirateados y utilizados para espiar a los huéspedes.

El investigador le dio al hotel 90 días para responder y solucionar el problema, y como no lo hicieron, lanzó un tweet para avisar a los futuros huéspedes del hotel, advirtiéndole sobre el problema.

Después del tweet, la cadena hotelera emitió una disculpa en la que podía leerse que “como resultado de dicha investigación, se confirmó que no se instalaron aplicaciones no autorizadas y que todas las contramedidas contra el método de acceso no autorizado han sido completadas”.

Si bien parece que el problema de seguridad ya no puede reproducirse en dichos robots, sorprende que la cadena hotelera, donde no es precisamente barato alojarse, haya hecho caso omiso originalmente a los mensajes, y cuando ya llegó a la opinión pública, tuvieron que emitir un comunicado de disculpa. Hace poco muchos de estos robots fueron "despedidos" por no hacer bien su trabajo, aunque parece que no fue por espiar a los clientes.

La presencia de robots en hoteles es cada vez más común, y quizás en un futuro además de podernos quejar sobre el ruido de las habitaciones adyacentes, de que no funcionara bien el aire acondicionado o la televisión, también podríamos emitir una queja sobre la privacidad de nuestros datos en relación a los robots.