Skip to main content

Rusia planea desconectarse de internet antes de abril

Vladimir Putin

13/02/2019 - 14:30

Ningún país es ajeno a los riesgos de la ciberdelincuencia organizada, ni inmune a los riesgos de la guerra cibernética. De todos ellos, Rusia es uno de los que habitualmente se encuentra en el ojo del huracán, aunque es de justicia decir que habitualmente son ellos los acusados de llevar a cabo estos ciberataques, no de recibirlos.

El gobierno ruso ha iniciado un plan de prevención contra ciberataques masivos que cuenta con el beneplácito personal de su presidente Vladimir Putin. Una de las pruebas de ese plan de prevención consiste en la desconexión total de internet de Rusia.

Este proyecto se engloba dentro de un complejo proyecto de ley que obliga a los proveedores de internet de Rusia a garantizar las conexiones en caso de que un hipotético ataque tratara de aislar al país, o que un gobierno exterior tratara de infiltrarse y bloquear sus sistemas tecnológicos.

En esos casos, un sistema de intranet ruso permitiría el flujo de información dentro de los límites de Rusia, evitando un bloqueo externo de las comunicaciones y la operativa del país.

Además, el sistema debe completarse con un nuevo sistema de direcciones de red (DNS) que entraría en funcionamiento ante un hipotético ataque, redireccionando todo el tráfico dirigido a servidores exteriores a otros servidores ubicados dentro de las fronteras de Rusia.

12 organizaciones internacionales controlan los servidores raíz del sistema DNS establecido como estándar universal, pero ninguna de ellas se encuentra en Rusia, motivo por el cual el gobierno de Putin ha decidido dar un paso estratégico y crear un sistema de direccionamiento que sí controlen ellos.

El concepto es similar al que actualmente utilizan algunos países como China con su Gran Cortafuegos, pero con la salvedad de que, en el caso ruso, este solo se activaría en caso de ataque para garantizar la seguridad de las comunicaciones internas.

Olvídate de las DNS de Google, DNS 1.1.1.1 es más rápida y privada

Muchos colectivos rusos ya se han mostrado incómodos con esta medida que, en su opinión, podría convertirse en una poderosa arma de censura y control de la información, tal y como actualmente sucede en China.

Se espera que la prueba de desconexión de Rusia de la red internacional está prevista para antes del 1 de abril, pero todavía no se ha establecido una fecha exacta. Los proveedores muestran su preocupación ante estas pruebas de desconexión de Rusia, ya que pueden causar grandes interrupciones en el tráfico de internet ruso y causará grandes molestias a sus usuarios provocando cortes en sus comunicaciones hasta que se completen los experimentos.