Skip to main content

Samsung dobla la producción de memoria HBM2, pero no puede hacer frente a la demanda

Aquabolt Samsung

28/06/2018 - 07:47

Montarse un ordenador por piezas comienza a ser una tarea titánica. Y es que, diferentes industrias están atravesando dificultades que encarecen el coste de fabricación de los componentes y, por tanto, el precio de los mismos de cara al público. Montar un PC hoy es más caro que a comienzos del año pasado, y hay elementos para los que no se espera una bajada de precio.

Si el elevado precio de las tarjetas gráficas debido a la influencia de las criptomonedas fue uno de los problemas desde finales de verano del año pasado hasta hace solo unas semanas, cuando empezó a llegar stock de gráficas, hay otros que aún persisten. El silicio ha subido de precio, lo que encarece prácticamente cualquier componente, y los fabricantes de memorias DRAM también tienen sus propios problemas.

Centrándonos en estos últimos, hay que personalizar en SamsungMicron y SK Hynix. Estos tres fabricantes copan casi el 100% de la producción de memoria DRAM que vemos en el mercado, pero hace unos meses decidieron dejar de lado la producción a gran escala de ''pastillas'' de memorias para ordenadores, lo que elevó el precio de las mismas, para centrarse en el segmento de los móviles, mucho más lucrativo.

Estas son las pastillas de memoria DDR4 mejor valoradas en Amazon

Si hay demanda, pero no hay producto, el precio sube. Es la ley del mercado, y a ella se suman las memorias HBM2. Samsung también fabrica este tipo de memorias ''gráficas'' que montan algunas GPU como las Vega de AMD o la Titan V de Nvidia. Se trata de una memoria que otorga un gran ancho de banda (la característica clave de las nuevas Vega) y presenta una mejora sustancial frente a la tecnología GDDR5 y GDDR5X, aunque se espera que las nuevas memorias GDDR6 presenten batalla.

Y sí, también hay escasez de memorias HBM2. Samsung presentó hace poco Aquabolt, su segunda generación de este tipo de memoria apilada (los bloques se ponen unos sobre otros para ganar ancho de banda sin ocupar más espacio en la ''placa'' de la tarjeta gráfica). Estos módulos consumirán menos y rendirán hasta un 50% más, pero las buenas noticias acabaron ahí ya que, según Glenn K. Lockwood, científico computacional, Samsung ha doblado la producción, pero sigue sin satisfacer la demanda.

El problema es idéntico al de las memorias DRAM, lo que provoca que estos módulos HBM2 se encarezcan más de lo que ya son. Ahora bien, ¿para qué se quiere tanta memoria de este tipo? 2018 es el año en el que la inteligencia artificial ha ''explotado''. Todas las grandes compañías están investigando sus propias inteligencias artificiales, y para eso se necesita un gran ancho de banda y una rápida transmisión de datos entre componentes del servidor.

Ahí entra en juego este tipo de memoria, y como ya habréis adivinado, las empresas necesitan más y más gráficas con memorias de alta velocidad, algo que los principales productores, como Samsung en este caso, no son capaces de satisfacer. Veremos en qué acaba todo y, sobre todo, si las nuevas gráficas de Nvidia optan por la solución HBM2 de AMD o veremos, por fin, la citada memoria GDDR6.

Ver ahora: