Skip to main content

Samsung patenta un nuevo teléfono con pantalla desmontable que se puede usar como reloj inteligente

Concepto teléfono plegable

DepositPhotos

26/06/2021 - 17:45

Samsung considera que en un futuro nuestros teléfonos móviles podrían actuar también como pulseras o relojes inteligentes.

Quizás en un futuro no sea necesario comprarse un teléfono móvil y un reloj inteligente por separado, porque tendremos ambos en un solo dispositivo, o al menos eso piensa Samsung en una patente recientemente descubierta.

Samsung siempre se ha caracterizado por ser una de las primeras empresas tecnológicas en estrenar nuevas tecnologías, ya lo hicieron en distintas apuestas en pantallas plegables, y ahora podríamos ver algo totalmente innovador.

Samsung ha patentado un teléfono inteligente con una pantalla desmontable que se podría incluso envolver alrededor de la muñeca, para que actúe como un reloj o pulsera inteligente. La patente si bien se presentó en 2018, se acaba de hacer pública.

Patente Samsung

91mobiles

La patente fue presentada ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI),  y descubierta por 91mobiles, que muestra distintas imágenes donde observamos que la parte superior del teléfono se puede separar y envolver alrededor de superficies curvas como puede ser nuestra muñeca.

Un aspecto diferente es que parece envolverse sobre la parte superior de la mano, por lo que no se fija completamente a la muñeca. Según se comenta, la parte desmontable tiene dos botones en el panel izquierdo, posiblemente para navegar de forma más precisa.

Lo que lo diferencia de otros teléfonos es la zona superior con una pantalla envolvente que podría mostrar contenido como fecha, hora y notificaciones recibidas en el teléfono. La pantalla envolvente se tendría que conectar al teléfono principal mediante imanes o conectores.

La descripción de la patente señala que se ofrece “un diseño ornamental para un dispositivo de visualización”.

Parece bastante improbable que este tipo de tecnología la vayamos a ver a corto plazo comercializarse en el mercado, pero está claro que grandes empresas tecnológicas ya tienen en mente unos dispositivos que podrían ser protagonistas durante la próxima década.