Skip to main content

La semana laboral de 4 días mejora la productividad y salud de los trabajadores

Una mujer mira su reloj en la oficina

17/01/2020 - 07:10

En 1930, 10 años antes de que los estadounidenses ganaran la lucha por la semana laboral de 40 horas, el economista John Maynard Keynes predijo que en los siguientes cien años la semana laboral volvería a transformarse quedando en 15 horas. Su razonamiento: a medida que avanza la tecnología las personas tendrán que trabajar cada vez menos.

Sin embargo, esto aún no se ha cumplido. Las horas de trabajo apenas han variado en los últimos 50 años. Se trabaja mucho pero es posible que no de manera inteligente.

En los últimos años, la idea de pasar a una semana laboral de cuatro días ha comenzado a ganar fuerza. Entre los seguidores del concepto se incluyen restaurantes como Shake Shack, sindicatos y el Partido Laborista del Reino Unido. Hasta el candidato a la presidencia Bernie Sanders está a favor de ello.

Estas son las razones por las que podría beneficiarte.

Una semana laboral de cuatro días se ha asociado a una mayor productividad durante más de 30 años de investigación científica

Joven sentada

Internet está lleno de historias exitosas sobre compañías que cambiaron su semana laboral a una de 4 días.

Microsoft anunció en agosto de 2019 que llevar a cabo esta iniciativa aumento del 40% en la productividad. La compañía pensó que dedicar al ocio un día adicional por semana haría que sus empleados se sintieran renovados y fueran más productivos.

Las investigaciones así lo han respaldado.

Ya en 1975, los estudios concluyeron que la semana laboral de 4 días hacía que los empleados fueran más eficientes. Según un documento publicado por la Organización Internacional del Trabajo en 2018, "se ha demostrado que trabajar horas excesivamente largas de forma regular reduce la productividad debido a una mayor fatiga, además de que, aquellos trabajadores con largas horas y/o grandes cargas de trabajo informan que disminuye su satisfacción laboral y su motivación".

Leer más: Una empresa está probando una jornada laboral de sólo 5 horas a cambio de que los empleados no usen el móvil y mantengan las mínimas conversaciones

Otro estudio, que sometió a las mismas pruebas a un grupo de personas que trabajaban 40 horas a la semana y a otras que trabajaban 55, encontró que este último tuvo un rendimiento mucho peor.

De hecho, existe una cantidad sorprendente de investigaciones que demuestran que las horas de trabajo más largas están asociadas con una salud negativa.

"Creo que los esfuerzos para alargar la jornada laboral son claramente contraproducentes para el trabajo que requiere concentración y busca la calidad", dijo a Vice el Dr. Anders Ericsson.

Trabajar 32 horas a la semana crea un equilibrio más fuerte entre la vida laboral y la personal.

Persona mirando el ordenador

Cuando la empresa de gestión de fideicomisos de Nueva Zelanda, Perpetual Guardian, probó una semana laboral de 4 días, vio que el equilibrio entre la vida laboral y la vida privada de los empleados aumentó en un 45%. El New York Times también informó que el "rendimiento laboral real de los empleados no cambió tras pasar de cinco días a cuatro".

Perpetual Guardian ha hecho que esa política sea permanente.

Una teoría de por qué la calidad del trabajo no se terminó deteriorando es debido a que la mayor parte de las ocho horas de la actual jornada laboral no se dedica a trabajar. Un estudio incluso demostró que solo son tres las horas del día que se pasan trabajando. El resto del tiempo generalmente se desperdicia en el trabajo. Pero permanecer en el puesto es un requisito y todo el tiempo que se pasa en el trabajo puede fomentar un sentimiento de culpa y resentimiento.

Una semana laboral de 4 días podría aliviar un poco la culpa, permitiendo a las personas pasar más tiempo con sus familiares y amigos.

Leer más: La semana laboral de 4 días es una parte necesaria del progreso humano y aquí está el plan para conseguirla

Una semana laboral de 4 días podría hacer que las personas sean más felices en general.

Gente reunida

Trabajar cuatro días a la semana puede hacer que las personas se encuentren menos estresadas y agotadas.

El requisito de estar constantemente en línea ha cambiado por completo cómo y dónde trabajamos. Las personas ahora pueden enviar correos electrónicos de trabajo desde sus teléfonos por la noche y en horas no remuneradas. Pero estar constantemente conectado puede provocar estrés y agotamiento.

El agotamiento es tan común que ha pasado a ser un problema oficialmente diagnosticable.

Una forma de asegurarse de que los trabajadores no estén tan estresados y agotados es garantizarles una cuidado especial. Una semana laboral de 4 días podría ser el antídoto contra el agotamiento ya que brinda a los empleados el tiempo libre que necesitan para crear un ambiente de trabajo menos estresante y más productivo.

También podría conducir a una mayor afluencia de tiempo. Este es un término pensado por los investigadores para describir la sensación de ser rico en tiempo. En Estados Unidos, donde los residentes trabajan mucho más que los europeos, las personas pueden ser financieramente más ricas pero también más pobres cuando se trata de tener suficiente tiempo para hacer las cosas que desean.

La investigación demuestra que trabajar durante jornadas más largas lleva a las personas a ser menos felices. Un estudio encontró que la felicidad a menudo se asociaba con la cantidad de tiempo libre que una persona tenía, incluso teniendo en cuenta el aumento de los ingresos.

Leer más: Facebook, Google y otras tecnológicas obsesionadas con la productividad pegan su newsletter en el baño para que los empleados se mantengan activos incluso en el retrete

Una semana laboral de 4 días no solo es bueno para ti sino también para el clima.

Manifestación por el clima

Los activistas preocupados por el planeta se reunieron en una manifestación por el clima en Nueva York.

Los investigadores han encontrado una relación directa entre las horas de trabajo y los niveles de contaminación y, es que, cuando las primeras aumentan también lo hace la polución. Un estudio descubrió que si los estadounidenses, que tienen una de las jornadas más largas del mundo, trabajaran la misma cantidad de horas que lo europeos, EEUU consumiría un 20% menos de energía.

Otro estudio descubrió que una disminución del 1% en cada hora de trabajo se correspondería con una caída del 0,8% en el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Y otro estudio más demostró que una semana laboral de 4 días o una disminución del 25% en las horas de trabajo redujeron considerablemente la huella de carbono.

Cuando Elon Musk tuiteó que "nadie cambió el mundo con 40 horas a la semana", la reacción negativa de la gente fue rápida y es que las percepciones americanas hacia el trabajo han cambiado. Tal vez haya llegado la hora de establecer una jornada laboral diferente.

Este artículo fue publicado en Business Insider por Laura Priego.