Skip to main content

Sigue la sangría de los desarrolladores de chips ARM en Apple, el destino: Microsoft

Apple Store

Depositphotos

13/01/2022 - 14:13

Pese a que los chips M1 de Apple construidos en ARM sean todo un éxito, la compañía no está siendo capaz de retener el talento interno. Otra fuga más en sus filas y ya van ni se sabe cuántas. Microsoft es el último en pescar en este río revuelto.

El mundo de la tecnología lleva asombrado por los chips ARM de Apple desde que se lanzaron al mercado en 2020. Desde entonces, todo el mundo está queriendo copiar un diseño de procesadores que consumen poquísimo y rinden muchísimo.

En ese equilibrio entre la potencia y la eficiencia Apple se ha hecho fuerte, demostrando que el futuro de la informático es ARM y no x86. Y el medio ambiente respira aliviado ante este descubrimiento, ya que dicha tecnología podría frenar la escalada de consumo que llevamos años viviendo.

Pues bien, Apple pese a tener motivos para celebrar lo bien que le van las cosas y lo genial que le han salido los procesadores M1 basados en ARM, la compañía tiene un problema de fuga de cerebros.

Procesadores Apple M1

Recientemente, el ingeniero Jeff Wilcox dejó la compañía de la manzana mordida y se reincorporó a Intel, compañía en la que se hizo un nombre.

Y, tras esto, hoy nos llega un nuevo informe de Bloomberg que dice que el arquitecto jefe de chips ARM Mike Filippo, que se había unido al gigante de Cupertino allá por 2019, también ha abandonado el barco para ser reclutado por Microsoft.

El informe dice que Mike Filippo trabajará con Rani Borkar de Microsoft, el Vicepresidente Corporativo de Sistemas de Hardware e Infraestructura de Azure, en los chips de los servidores internos de Microsoft para su negocio de la nube Azure.

El movimiento, de ser cierto, debería ser en un esfuerzo por acelerar el progreso que Microsoft ha hecho en esta área. Sus mayores rivales de la nube, Google y Amazon, ya están diseñando sus procesadores de servidor internos y el gigante de Redmond probablemente no quiere quedarse muy atrás.

Ya en 2020 surgieron rumores de que Microsoft estaba trabajando en sus propios chips ARM personalizados para Azure y Surface, aunque la nueva contratación de Filippo parece tener más que ver con sus esfuerzos en materia de servidores, ya que no se mencionan los procesadores para Surface.

Esta década parece que va a estar marcada por los procesadores ARM y que, absolutamente todos los agentes del sector, se van a pasar a dicha arquitectura.

Y además