Skip to main content

¿Y si esta es la solución a los problemas de la Raspberry Pi 4 con el sobrecalentamiento?

Raspberry Pi 4 temperatura

23/07/2019 - 08:34 | Actualizado 23/07/2019 - 19:32

Pese a ser uno de los lanzamientos del año, la llegada de la Raspberry Pi 4 no ha venido exenta de polémica: desde su puesta en sociedad, esta popular placa de mini-PC ha terminado por generar cierto debate en la comunidad al venir con serios problemas de sobrecalentamiento asociados a un uso intensivo. Pero si la fundación Raspberry lo hubiera querido, el problema se hubiera podido evitar desde el primer momento.

La Raspberry Pi 4 se presentó como la Raspberry más potente jamás diseñada: con su procesador de cuatro núcleos (Cortex-A72) funcionando a 1,5 GHz, estamos hablando de que es tres veces más potente que la anterior generación. Eso inevitablemente viene acompañado de una mayor temperatura en la placa, algo en lo que desde Raspberry no parece que hayan pensado durante el proceso de diseño de su producto.

Tal y como señalan en The Register, la Pi 4 de Raspberry ni siquiera trae un disipador de calor en la placa –dice Raspberry que utiliza toda la placa para disipar el calor generado por el procesador–, así como la carcasa oficial con la que se vende tampoco está preparada para albergar un ventilador. ¿Podía haberse solucionado esta polémica con un trabajo de prevención en el diseño del dispositivo? Seguramente, sí.

La Pi 4, además de mejorar en rendimiento respecto a la Pi 3, también incrementa su temperatura de funcionamiento en hasta un 80%, según señala un programador llamado Martin Rowan. Si además conectamos un monitor externo a través de la salida 4K, la temperatura sube en un 100%. Traducido a números, eso significa que hablamos de temperaturas de 80 o incluso 85 grados centígrados.

En nuestro reportaje de ¿Es necesario un ventilador para la Raspberry Pi 4? ya os señalábamos que la diferencia entre utilizar o no un ventilador en la Pi 4 podía llegar a ser hasta de 30 grados de temperatura (y eso después de la prometida actualización). La temperatura excesiva, además de poner en peligro la integridad del dispositivo, provoca también que el procesador disminuya su rendimiento a fin de conseguir reducir la temperatura.

Es difícil que los problemas de temperatura de la Raspberry Pi 4 se puedan solucionar con sucesivas actualizaciones del sistema operativo, de manera que todo aquel que tenga pensado hacerse con este mini-PC debe tener en cuenta que, a poco que vaya a hacer un uso intensivo de él, es más que recomendable que se haga también con un ventilador que disipe el calor que generará el procesador.

[Imagen de portada cortesía de Gareth Halfacree]

Más:

#actualizado