Skip to main content

Así son los radares de tráfico indetectables de la DGT

Radar DGT

13/06/2019 - 17:06

La Dirección General de Tráfico (DGT) va a apostar por mejorar los puntos de radar que hay en nuestras carreteras, en concreto dentro de un plan de mantenimiento de los modelos de radar conocidos como Multaradar C, o popularmente como “los indetectables”.

A escasas semanas de que comience la operación salida de las vacaciones de verano, donde millones de españoles saldrán a las carreteras, lo que busca la Dirección General de Tráfico es mejorar todos los radares de nuestras carreteras apostando sobre todo por los Multaradar C, unos radares indetectables que se dedicarán a cazar el exceso de velocidad de aquellos conductores que pongan en peligro al resto.

El Multaradar C puede ser instalado tanto en vehículos como en cabinas, y su tecnología le permite ser prácticamente indetectable. Este radar funciona de modo parecido a los cinemómetros antiguos, pero la emisión es en banda K y sin luz láser visible. Lo que hace este radar es que en lugar de emitir un continuo haz, lo que emite son diferentes impulsos aumentando así su camuflaje y haciéndolo aún más difícil de detectar.

Radar fijo de la DGT

El Multaradar C tiene la capacidad de monitorear hasta nueve carriles diferentes al mismo tiempo aunque en España se está utilizando actualmente para usarse en carreteras de hasta seis carriles en varios sentidos.

Multas, controles, radares: estos son los cambios de la DGT para este verano

Como hemos comentado previamente, el Multaradar C se puede instalar tanto en una cabina como en un vehículo. El que se puede instalar en un poste o en una cabina es el conocido Multaradar C/P mientras que el Multaradar C/TCV es el que se puede instalar en un trípode, cabina o vehículo. Esto le hace ideal tanto para engrosar el equipo de radares fijos como los móviles.

Google Maps ahora te avisará también de los radares

Hoy día no existe una tecnología que sea capaz de detectar estos nuevos radares, aunque algunos detectores ilegales pueden acercarse a la localización. Esto se debe a que el radar indetectable es capaz de emitir pulsos intermitentes de ondas de radio en lugar de un haz de láser constante. El hecho de que trabaje en frecuencias muy altas, también le favorece para no ser detectado.