Skip to main content

Por qué el sonido de un violín Stradivarius es mejor que el resto según la ciencia

Imagen de un violín
Unsplash

17/09/2021 - 10:53

Esta cuestión lleva de cabeza a historiadores, músicos y restauradores desde hace más de 200 años y la ciencia no acaba de saber el porqué, si bien se tienen pistas de cual puede ser el origen.

Pese a que no tengáis ni idea de música, seguro que en algún momento de vuestra vida habéis escuchado que los Stradivarius son los mejores violines que jamás se han construido en la historia.

Cualquier violinista te dirá que tener un Stradivarius es un sueño hecho realidad. Primero por el sonido incomparable que dan. Y segundo porque eso te convierte en una persona rica, muy rica, ya que son escaso y están muy bien valorados.

La cuestión es que en pleno 2021, la ciencia no acaba de comprender como unos instrumentos creados entre 1600 y 1750 son mejores que los fabricados actualmente, con la ciencia y la tecnología de nuestra parte, y donde cada parámetro es medible a niveles microscópicos.

Imagen de una persona tocando el violín

Las teorías son muchas. Que si la madera utilizada para crearlos proviene del abeto alpino que creció durante un periodo de clima inusualmente frío, lo que provocó que los anillos de crecimiento anuales estuvieran más juntos, haciendo que la madera fuera anormalmente densa.

Otra teoría que prevalece tiene que ver con el barniz que Stradivari utilizó, y que mezclaba un ingenioso cóctel de miel, clara de huevo y goma arábiga de árboles subsaharianos, o quizás sales u otros productos químicos.

Pero entre todas las teorías, hay una que parece ganar peso: el secreto está en los productos químicos utilizados para empapar la madera, sobre todo por los elementos bórax, zinc, cobre, alumbre y agua de cal.

Imagen de unos microscopios

Un estudio realizado en 2017 por investigadores taiwaneses comparó el arce utilizado por Stradivarius con la madera de arce moderna de alta calidad. Su análisis mostró evidencias de tratamientos químicos en forma de aluminio, calcio y cobre, entre otros elementos.

Y gracias a la descomposición con el tiempo de un componente de la madera llamado hemicelulosa, los instrumentos de Stradivari y Guarneri utilizados en el estudio tenían un 25% menos de agua que los instrumentos modernos.

Esto tiene una importancia fundamental, ya que cuanta menos humedad, más brillante es el sonido, explicaban los autores del estudio.

Imagen de un violín en posición horizontal

Esto se pudo comprobar al analizar las trazas químicas conservadas en la madera de arce utilizada para fabricar las cajas de resonancia de los instrumentos de Stradivari y Guarneri. En la investigación se utilizó una rara colección de muestras de madera cremonense de abeto y arce.

Ahí encontraron rastros de bórax y varios sulfatos metálicos con más de 300 años de antigüedad.

Pese a los avances en la investigación, los autores del estudio siguen sin estar convencidos al 100% y piden una mayor colaboración entre la comunidad científica y los coleccionistas, ya que para desentrañar el secreto centenario se necesita de la ayuda de todos. Aunque ya estamos cerca.

Etiquetas:

#música, #Tecnología

Y además