Skip to main content

SpaceX transporta a la Estación Espacial Internacional un hotel para robots de la NASA

Hotel para robots

NASA

08/12/2019 - 06:15

Los robots espaciales también necesitan un lugar para vivir. Así que la NASA les ha construido un hotel exterior con las mejores vistas de los alrededores. SpaceX transportó a la Estación Espacial Internacional el pasado día 4 un hotel para robots de la NASA.

La agencia espacial americana lo llama así porque es más divertido que caja para guardar robots, una definición mucho más precisa. Pero la anécdota tiene su importancia, porque este hotel para robots va a facilitar mucho la vida a los astronautas.

En esta imagen podemos ver el paquete que ha transportado a la Estación Espacial Internacional la misión número 19 de SpaceX, la compañía de Elon Musk que se ha convertido en el principal suministrador de provisiones y equipo de la estación. A la izquierda se distingue uno de los pequeños robots RELL que se van a instalar en el hotel situado su derecha, con capacidad para dos plazas:

Hotel para robots

NASA

Desde hace unos meses, varios robots conviven con los astronautas en la Estación Espacial Internacional. Por un lado está el robot Dextre, un brazo robótico instalado en el exterior de la estación.

Tenemos también un pequeño robot RELL como el que vemos en la foto superior, que se encarga de localizar y reparar fugas de amoníaco desde el exterior de la estación. La NASA está tan contenta con él que va ha enviado el segundo robot RELL de la foto, a modo de repuesto.

Para mantener la temperatura necesaria para la vida en el interior de la estación existe un sofisticado sistema de aire acondicionado con docenas de metros de tubos con amoníaco que recorren toda la Estación Espacial Internacional. A veces los impactos de micrometeoritos han provocado microrroturas en los tubos, ocasionando fugas de amoníaco que no ponen en peligro a los astronautas, pero que reducen la eficacia del sistema de aire acondicionado.

Antes, para reparar estas roturas los propias astronautas tenían que encargarse de la tarea, saliendo al exterior. Pero ahora es el robot RELL el que se encarga de ello, controlado desde la Tierra. El problema es que RELL vive dentro de la estación, así que para usarlo un astronauta tenía que sacarlo al exterior.

Gracias al hotel para robots de la NASA que se instalará en el exterior, los dos robots RELL ya no ocuparán valioso espacio dentro de ella. Y, lo más importante, podrán usarse sin la intervención de los astronautas. El brazo robótico Dextre los liberará del hotel para robots, y las unidades RELL buscarán fugas de amoníaco, controladas desde la Tierra.

Este hotel para robots, cuyo nombre técnico es RiTS, protegerá a los dos RELL de la radiación y el calor cuando no estén funcionando.