Skip to main content

SQUID, el dron que se dispara con un cañón

Dron SQUID

11/12/2019 - 00:28

El punto más crítico durante el vuelo de un dron, es el despegue. Los pocos segundos que pasan desde que levanta el vuelo hasta que los rotores alcanza el pleno rendimiento es especialmente vulnerable al viento, la lluvía, o cuaquier peligro. El Instituto de Tecnología de California (Caltech), está desarrollando para la NASA una tecnología que soluciona este problema de forma muy directa. Vamos a ver cómo funciona SQUID, el dron que se dispara con un cañón.

SQUID es un dron con forma de bala de cañón, que se dispara desde un dispositivo balístico a más de 56 Km/h. En menos de una décima de segundo se despliegan cuatro alerones que dejar al descubierto cuatro rotores, estabilizándose en el aire en apenas un segundo.

Gracias a este sistema de lanzamiento SQUID puede desplegarse en condiciones climatológicas adversas, por ejemplo durante una tormenta, o con rachas fuertes de viento. Puedes ver algunos espectaculares lanzamientos en este vídeo:

Aún más importante es que gracias a su sistema de lanzamiento, puede despegar desde una base en movimiento. Por ejemplo, desde la parte trasera de una furgoneta a 80 Km/h, como se ve en el vídeo.

Esto permite a SQUID salir disparado a más de 110 Km/h. Tendrá mucha utilidad en escenarios de desastres naturales, incendios o emergencias (y también en escenarios de guerra) en donde no sea posible despegar un dron parado en el suelo, como hacen los drones convencionales. Se podrá lanzar desde un coche a toda velocidad.

Gracias a su velocidad de salida también puede evitar peligros, atravesar directamente el fuego, o superar tormentas de arena. Y ahorra batería, pues el despegue y el desplazamiento balístico no consumen batería del dron.

El prototipo actual de dron SQUID tiene un tamaño de 27 centímetros de largo, y pesa 530 gramos. Caltech lo está desarrollando para la NASA, que pretende utilizarlo en misiones en Marte y la luna de Saturno, Titán.

El objetivo es que pueda atravesar tormentas de area y ahorrar batería en el despegue, gracias al cañonazo.

No es el primer dron de este tipo que se ha desarrollado, pero si es el que parece más avanzado. Y tendrá la misión más importante: viajar a otros planetas.