Skip to main content

Su muerte viola nuestras reglas, la carta de Paypal a una cliente fallecida

PayPal

Brave New Com

15/07/2018 - 20:06

El marido de Lindsay Durdle, de 37 años, fallecida el pasado mes de mayo, ha recibido una carta de PayPal dirigida a su esposa fallecida, en donde avisa que va a ser embargada porque "su muerte viola nuestras reglas". 

En la carta, que el marido de Lindsay, Howard Durdle, ha publicado en Facebook, se puede leer: "Usted ha roto la condición 15.4(c) del acuerdo con PayPal en el momento en el que hemos recibido el aviso de que usted ha fallecido. De acuerdo con las condiciones del acuerdo, procedemos a cerrar su cuenta y demandamos que pague la cantidad debida".

PayPal ha pedido disculpas a Howard Durdle y ha cancelado la deuda, pero no ha explicado la causa exacta del error, argumentando que se trata de "un asunto interno".

Tras el fallecimiento de su esposa, Howard Durdle comenzó con la dolorosa tarea de cerrar las cuentas de su mujer. Tal como indican las condiciones de PayPal, envió a PayPal el certificado de fallecimiento, una fotocopia del DNI y otra del testamento.

A las tres semanas recibió una carta, a nombre de la propia fallecida, en donde se indica que su muerte viola las condiciones de uso, que debe 3.240 libras y que se van a tomar las medidas judiciales oportunas para cobrarlas.

La carta fue un duro golpe para Howard Durdle, porque pese a que fue él el que envió los papeles para demostrar su fallecimiento, el documento venía a nombre de su esposa, y se dirigía personalmente a ella, tratándola de "persona fallecida".

El propio Howard ha colgado la carta en Twitter:

PayPal ha explicado en un comunicado que ha pedido disculpas al señor Durdle, y ha cancelado la deuda. Achaca la carta a una de estas tres causas: un bug, un fallo en la elección de la plantilla de la carta, o un error humano. Asegura que están revisando el procedimiento para que no vuelva a ocurrir.

Es inevitable, y lógico, que las grandes compañías que tienen millones de clientes automaticen sus respuestas. Pero deberían ser más cuidadosos cuando la información incluye palabras como "fallecido" o "muerte".

El caso nos recuerda al de Eric Meyer, un programador que el día de Navidad Facebook le envió una postal de felicitación con fotos de su hija fallecida unos meses antes, rodeada de confeti y personas bailando en una fiesta.