Skip to main content

Los taxis autónomos de Waymo consiguen más reseñas negativas que positivas de los clientes

waymo

28/08/2019 - 12:44

La compañía de coches autónomos compartidos Waymo lleva ya tiempo ofreciendo sus servicios en varias ciudades de Estados Unidos. Los clientes parecen no terminar muy contentos con el servicio por diversas razones, y principalmente ven este servicio como un peligro

A la conducción autónoma aún le queda mucho camino por delante para ser perfecta, si es que llega a serlo algún día, y aunque la mayoría de compañías siguen investigando y desarrollando esta tecnología, otras como Waymo ya se han lanzado al mercado. 

A finales de 2018 las carreteras estadounidenses empezaron a ver circular minivans Chrysler Pacifica sin conductor. El sistema integrado en estos vehículos les permite circular por sí solos y transportar personas de un lado a otro como si fueran taxis. Pero hace tiempo que se oyen muchas quejas sobre este servicio. 

El medio The Information ha revisado más de 10.000 reseñas de viajes para ver si realmente este negocio tenía éxito o los clientes quedan descontentos. En las carreteras de San Francisco el porcentaje de quejas llegaba a ser del 47 por ciento

Uno de los pasajeros se quejaba de haber llegado tarde por culpa del coche, otro aseguraba haber terminado el trayecto aterrado por la forma de conducir del vehículo. Muchos pasajeros se quejaron de "descensos extraños, rutas tortuosas y conducción inestable". Hay que advertir que el tráfico en la ciudad de San Francisco no es fácil, con calles muy estrechas y muchos peatones. 

No todas las reseñas son negativas, otros clientes parece haber quedado más satisfechos con el trayecto por "lidiar admirablemente con conductores idiotas de la variedad humana" durante su viaje.

Waymo

La mayoría de expertos aseguran que este tipo de coches aún necesitan como mínimo 12 años para estar preparados y ser completamente autónomos y seguros. Una cifra que no le debe gustar nada a compañías como Waymo y Tesla, cuyo fundador y CEO, Elon Musk quieren poner un millón de robo-taxis por todo el mundo el próximo año. 

Hay que recordar que los pasajeros de Waymo no van solos en el coche, sino que en la parte delantera se sitúa un empleado de la compañía que, aunque no conduce ni sujeta el volante, está por motivos de seguridad y siempre dispuesto a tomar el mando del vehículo por si fuera necesario.